Julio Magán - Ideeleradio
Julio Magán - Ideeleradio

Ideeleradio.- Comparto la propuesta de la ministra de Justicia Marisol Pérez Tello y del primer ministro Fernando Zavala, en el sentido de que debe declararse en emergencia el sistema penitenciario, afirmó el jefe del Instituto Nacional Penitenciario, Julio Magán.

“[¿Debería trabajarse en un escenario de emergencia del sistema penitenciario?]  La ministra y el premier han manifestado que el sistema penitenciario se debe declarar en emergencia y yo comparto esa idea porque se tiene que resolver de alguna manera el tema de la sobrepoblación penal, y resolver el tema para mejorar capacidad de albergue”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Solamente existen tres problemas para resolver como el problema del hacinamiento, que ingresen menos, que salgan más y construir penales”, argumentó.

Vine con las manos limpias y me voy así

El jefe del INPE indicó que  si bien existe la posibilidad de que se construyan nuevos penales, hay que incorporar tecnología. Además dijo que su gestión ha habido total transparencia y que se encuentra a la espera que se nombre a la nueva administración penitenciaria.

“Este Gobierno se está viendo la posibilidad de construir nuevos penales y hay que incorporar toda la tecnología  y no solo lograr bloquear las llamadas ilícitas, sino lo que hay detrás de los bloqueadores y  aprovechar esta tecnología para hacer tele visitas, tele medicina, etc. Por otro lado ver lo de la identificación biométrica para saber quién llama a los internos […]”, anotó.

“[…]Creo que hemos cumplido con nuestro deber, servir al Perú es bien difícil,  y hacerlo desde el lado del INPE es más difícil, lo hemos hecho con buena voluntad, transparencia. Vine con mis manos limpias y me voy así”, señaló.

Hay un abuso de la prisión preventiva

Finalmente consideró que hay un abuso de la figura de la prisión preventiva y que en el país nos estamos acostumbrando a los juicios eternos.

“O sea la prisión preventiva es la pena adelantada, y luego hay la disculpa, de que  no hay la prueba y absuelvo luego de tres años. Creo que la prisión es una institución, un espacio para las personas que merecen ir a la prisión, no puede ir cualquier persona por dos o tres meses, como los de omisión de asistencia familiar. O sea son gente que está entrando por  flagrancia, y no tiene sentido detener a estas personas”, comentó.

Comments

comments