Luis Vargas Valdivia - Ideeleradio
Luis Vargas Valdivia - Ideeleradio

No hubo interceptación indebida

Ideeleradio.- Los audios que registran las conversaciones del ex consejero presidencial Carlos Moreno sobre el Seguro Integral de Salud (SIS) son válidos, afirmó el ex procurador anticorrupción, Luis Vargas Valdivia, al comentar que las grabaciones fueron realizadas por un interlocutor y no por un funcionario público.

“Yo creo que sí son válidos [los audios], porque lo que aparentemente ha existido es que a él [Carlos Moreno] lo han grabado y lo ha grabado un interlocutor, por las características del audio. […] Si esto es así y es el interlocutor el que lo ha grabado, ahí no hay prueba prohibida”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“¿Quién lo grabó? No sabemos. ¿Cómo llegaron esos audios a la Presidencia del Consejo de Ministros?, a través de un anónimo. ¿Ha sido un funcionario público el que lo ha chuponeado?, no lo sabemos. En principio, no. Siendo esto así queda claro que aquí no tienes un tema de interceptación indebida”,  precisó.

Audio no puede ser objetado

Vargas Valdivia dijo que siguiendo la doctrina, las sentencias de la Corte Suprema y el Tribunal Constitucional, que se enmarcan en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, se tiene que hacer un test para validar la prueba. Subrayó que el audio no puede ser objetado porque no se registró una actividad privada, sino la negociación y un acto delictivo de especial gravedad.

“Este negocio sí involucra a personas que tienen carácter público, porque es funcionario público y es consejero. Esta prueba sí está referida un acto delictivo de especial gravedad, porque es corrupción de funcionarios”, precisó.

“La Corte Interamericana de Derecho Humanos y el Tribunal Europeo te señalan aquellos delitos que son de especial gravedad porque afectan la institucionalidad del Estado: tráfico de drogas, trata de personas, lesa humanidad y corrupción de funcionarios”,  puntualizó.

El exabogado del  Estado comentó, finalmente, que en estos cuatro delitos hay tratados internacionales promovidos por la ONU, que establecen una serie de supuestos y los llamados delitos perseguibles.

“Sobre eso ya hay jurisprudencia en el país, que viene incluso antes del caso Fujimori-Montesinos. El video Kouri era una prueba lícita”, concluyó.