Stefano Corzo - Ideeleradio
Stefano Corzo - Ideeleradio

 

Indicadores delictivos

Ideeleradio.- La resolución que autoriza el apoyo de las Fuerzas Armadas en las labores policiales en Lima y Callao argumenta que esta decisión se debe a un incremento considerable de los indicadores delictivos, pero según los datos del INEI y del registro de denuncias policiales estos índices se están regularizando a los niveles vistos antes de la pandemia, dijo Stefano Corzo, investigador del Área de Seguridad Ciudadana del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“La resolución que autoriza el apoyo de las Fuerzas Armadas en las labores policiales argumenta principalmente que esta decisión se debe a un incremento considerable de los indicadores delictivos, destacando sobre todo las regiones de Lima y Callao. Sin embargo, si uno revisa la data que maneja el INEI y también el registro de denuncias policiales, las conclusiones a las que vamos a llegar es que más bien los indicadores se están regularizando a sus niveles prepandemia”, dijo.

“Todas las experiencias que se han hecho de manera similar donde se ha intentado autorizar la presencia de militares en las funciones policiales no han sido exitosas. Por ejemplo, un caso muy concreto es el caso de México”, agregó.

INEI y registro de denuncias

Corzo Vargas subrayó que, en realidad, no hay elementos significativos que sustenten la decisión del Gobierno, si se revisa los dos principales registros que permiten medir la victimización, que son los boletines de seguridad ciudadana que semestralmente publica el INEI, y el registro de denuncias policiales.

“[…] Cuando el INEI termina su medición del último boletín en abril de este año más bien hay una tendencia a la baja, que se puede explicar sobre todo por el contexto de confinamiento total que hubo en el mes de febrero, esta cuarentena total que decretó el gobierno de Sagasti y las restricciones que todavía existían en ese momento”, explicó.

“Y si vemos el registro de denuncias policiales que tenemos actualizados hasta el mes de agosto, vamos a ver que, en realidad, los indicadores en comparación a un año normal, no de contexto de pandemia como el 2019, recién estaban más bien regularizándose y la tendencia era que iban a llegar a los niveles normales donde se encontraban en el 2019 y 2018, que tendría sentido considerando la flexibilización que ha habido en las restricciones que ha implicado el contexto de la pandemia”, apuntó.

Finalmente, mencionó que, si bien hay un incremento leve en los delitos cometidos con armas de fuego, casos que son abordados en los medios de comunicación, no estamos ante un suceso no antes visto.

“Lo que sí se podría argumentar y podría ser un razonamiento detrás de esa resolución es que los crímenes violentos con armas de fuego se han incrementado y han tenido una exposición un poquito más considerable, sobre todo a partir de los medios, pero no estamos ante una ola de crímenes inédita de nuestra historia reciente, esto simplemente no es cierto. Exactamente [esto no quiere decir que no haya problemas de inseguridad que hay que resolver]”, apuntó.

Más en Ideeleradio

Ver video