Walter Albán - Ideeleradio
Walter Albán - Ideeleradio

 

Autocrítica a fondo

Ideeleradio.- La Comisión Especial debe hacer una crítica de fondo sobre la forma en que llevó a cabo el concurso de selección de los integrantes de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) y plantear un examen sustancialmente diferente, indicó Walter Albán, exintegrante de la Comisión de Reforma del Sistema de Justicia. 

Fue al referirse al frustrado concurso público que aquella comisión convocó y que consistía, entre su primera fase, en un examen de conocimientos que solo 3 de los  104 postulantes aprobó. 

“Creo que ahora [los miembros de la Comisión Especial] tienen que, en primer lugar, hacer una autocrítica a fondo —que de alguna manera la ha adelantado el defensor del Pueblo Walter Gutiérrez— y reconocer que la evaluación fue un mal diseño, un error, y ahora hay que ir a un examen muy diferente”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Tiene que haber una evaluación que permita fundamentalmente mirar la trayectoria de la persona, y por supuesto que no haya ya errores inaceptables como los que se han producido. Y también tiene que ser un poco más clara cuál es la idea, el porcentaje de cómo se califica”, apuntó.

Albán Peralta señaló que la Ley Orgánica de la JNJ, modificada por el Congreso, fue en parte una de las razones por las que no se avanzó en la conformación de la JNJ, que reemplazaría las funciones del desaparecido Consejo de la Magistratura (CNM).

“La Ley Orgánica [de la Junta Nacional de Justicia], si bien no contribuyó por esta serie de modificaciones que se hicieron en el camino en la Comisión de Constitución, tampoco le pone una camisa de fuerza a la Comisión Especial. [Ellos] pudieron haber evitado los problemas que se han presentado. Hubo factores que contribuyeron a eso, pero no necesariamente estaban obligados a hacer lo que hicieron”, aseguró.

Como se recuerda, la norma de la JNJ establece etapas que son cancelatorias y deben desarrollarse en un determinado orden: prueba de conocimiento, evaluación curricular, prueba de confianza y entrevista personal. 

Diseño original

Finalmente, cuestionó que no se haya optado por el diseño general y un proceso llevado por la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir). Advirtió que quienes conforman la Comisión Especial, titulares de instituciones autónomas, no son expertos en convocar concursos y deberían haber delegado la primera etapa de dicha selección a técnicos que puedan hacer las correspondientes filtraciones de los postulantes respecto a la trayectoria, transparencia e idoneidad.

“[¿Cómo se corrige esto?] Creo que volviendo al diseño original. […] No se puede esperar de gente que se dedica a otras funciones —como es el caso de quienes son titulares de todas estas instituciones— que tengan la experiencia, conocimiento y manejo sobre cómo hacer una preselección“, alegó. 

“La idea era que más bien esto se hubiera tercerizado a estas empresas ‘cazadoras de talentos’. En otras palabras, necesitaban un trabajo técnico previo para que, luego, ya con una suerte de lista corta esta Comisión pueda pronunciarse en base a una entrevista en la que se pueda evaluar —ya no la trayectoria, la idoneidad y el hecho de que no tuvieran ningún tipo de objeción— sino simplemente ver entre los más idóneos quiénes tienen mayor idea de lo que es el sistema judicial. Esto se lograba con la sustentación de un ensayo o algún planteamiento”, refirió.

Más en Ideeleradio


Ver video

Comments

comments