Víctor Zamora - Foto-Andina - Presidencia 1
Víctor Zamora - Foto-Andina - Presidencia 1

 

Debate público

Ideeleradio.- No tengo ningún vínculo de carácter formal con el Gobierno, dijo el exministro Víctor Zamora, tras considerar que participa del debate público en calidad de ex titular del Ministerio de Salud (Minsa).

Fue al ser consultado por las declaraciones del presidente del Consejo de Ministros, Walter Martos, quien afirmó que su despacho no tiene planeado contratar al exministro de Salud, Víctor Zamora, como asesor en estrategia contra la COVID-19.

“No tengo ningún vínculo de carácter formal con [el Gobierno]. Yo soy exministro y como tal hay una continuidad en la gestión, en varios aspectos. Esta es una epidemia bien compleja que tiene varios elementos, y en toda transición se dan pases de tareas que estaban a medio hacer o que se encontraban en proceso de implementación y que se tienen que trasladar a la otra gestión y no basta un acto administrativo […]”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Muchas veces uno es consultado para saber cuál ha sido el proceso, los antecedentes, cuál es la ejecutoria futura, y eventualmente piden opinión en el sentido de por qué se ha estado haciendo lo que se ha estado haciendo o cómo cree uno que debería orientarse la política, pero esa es una relación absolutamente informal, pero profesional. [¿Está, entonces, como un exministro que participa del debate público?] Efectivamente”, puntualizó.

Indicó que el país se enfrenta a un enemigo de tal dimensión y tan complejo que “nadie sobra”, sea profesional de las diversas áreas de las ciencias, de la salud, las ciencias sociales y exactas, en la búsqueda de salidas al problema.

La cifra de fallecidos

En otro momento, el exfuncionario dijo que no cree que el conteo final de muertos por la COVID-19 llegue a superar los 43 mil, debido a que no hay forma de saber si una persona que ha sido cremada falleció por coronavirus, si no hubo una previa prueba.

Apuntó que para obtener una cifra que sea real, las autoridades deben además obtener los resultados de los pacientes que fallecen al llegar a un hospital y no se conoce el resultado de la prueba COVID que se le practicó.

“[¿Se va a llegar a esas 43 mil personas?] Yo creo que no […], porque hay un grupo de personas que ha fallecido como sospechosos de COVID en su certificado médico, que no les hicieron una prueba y que luego han sido cremadas. Sobre esas personas, jamás vamos a saber si fallecieron por COVID o no. Hay quienes fallecen a las pocas horas [de llegar a los hospitales], se procede al protocolo de defunción y la prueba queda en el laboratorio. Hay que rescatar la historia clínica, y el reporte de laboratorio. [Sobre] ese grupo no sabemos la dimensión todavía”, manifestó.

“Probablemente no lleguemos en el conteo oficial a los 45 mil muertos. Probablemente vayan a ver dos o tres informes adicionales que sumen unos 10 mil muertos más oficiales. Y digo oficiales porque esa es la forma en que nosotros [informamos]”, declaró.

El exministro reconoció que hay un bache de la información en el sistema y que existe un desfase, pues hay 8 mil puntos de notificación, y no todos informan con la misma calidad y oportunidad.

Remarcó, además, que durante su gestión se conformó una comisión técnica para que revise las cifras oficiales y la magnitud del subregistro.

“[…] Todos los países al final de las epidemias, arman una comisión para rescatar los datos y tener la cifras más próxima a la realidad. Nosotros no esperamos al final de la pandemia, la formamos el 4 de junio para que junto a la OMS, al INEI, y miembros de la academia pudiéramos empezar a reconstruir la data”, refirió.

Los datos

Zamora Mesía señaló, además, que no hubo voluntad del Estado ni de su gestión de ocultar información respecto al número de fallecidos por COVID-19.

“El informe de IDL-Reporteros en su oportunidad no es que era una verdad incómoda. Es más, desde el 22 de mayo, nosotros somos los que tomamos la iniciativa de abrir los datos relacionados al COVID-19, sumándonos a la iniciativa global de transparencia de datos. […]  Lo que sí molestó fue el sentido o cómo se planteó el reportaje. […] Consideré que fue un reportaje tendencioso y ajeno de la verdad en el sentido de que había un sentido de ocultamiento de nuestra parte. Nada más lejano, como la ha demostrado nuestro accionar”, indicó.

El extitular del Minsa agregó que los datos oficiales vienen de dos fuentes: del Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef) y la notificación del sistema del Ministerio de Salud.

“Todos los reportajes que se hacen acerca de los datos del Perú, aquí y en el mundo, desde el inicio de la pandemia se hacen con datos del Ministerio de Salud, datos oficiales que nosotros siempre hemos dicho y que hasta ahora siguen siendo oficiales, aquellas personas que fallecen con diagnóstico comprobado por laboratorio. Hay un dato adicional que son los sospechosos, aquellas personas que fallecen sin haberse podido comprobar con una prueba de laboratorio que han fallecido por COVID-19”, mencionó.

Como se recuerda, IDL-Reporteros publicó el 28 de abril el reportaje Los muertos que el Gobierno no cuenta, que señala la diferencia entre las cifras oficiales de la Sala Situacional COVID y las que registran los hospitales y crematorios. El periodista Gustavo Gorriti en su editorial publicado, el 29 de abril, en respuesta a la conferencia de prensa del Ministerio de Salud, remarcó la veracidad del reportaje de IDL-Reporteros: “Por supuesto que es verdad, del comienzo hasta el final, dato tras dato, caso tras caso“.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments