Qhari Alvarado - Dina Boluarte (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)
Qhari Alvarado - Dina Boluarte (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)

 

Vive en una burbuja

Ideeleradio.- La mandataria Dina Boluarte vive en una burbuja y se pasea por el país sin ningún tipo de culpa ni vergüenza, opinó el analista político Qhari Alvarado, tras considerar que tenemos una “presidenta títere” que hace lo que las élites quieren.

“Por el lado de Boluarte que ella también vive en esta misma burbuja, ella pasea por el país sin ningún tipo de culpa ni vergüenza. Incluso durante este evento [en Ayacucho] algunas imágenes mostraban que, durante el altercado, ella seguía sonriente arrojándole caramelos a la población, en lo que para mí es una clara muestra de provocación”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Creo que hay un nivel de indiferencia tal que terminamos con acciones de gobierno, con discursos de gobierno que son una verdadera provocación”, puntualizó.

“Presidenta títere”

Indicó, en otro momento, que la presidenta hace lo que las élites quieren, pero advirtió que su gobierno está fracasando por la recesión y su impopularidad. Advirtió que, frente a este panorama negativo, este sector que hoy la respalda la acusará de haber sido de “izquierda”.

“Es decir, con Dina Boluarte tienen un rol ideológico o un uso ideológico ambivalente, es decir, ella está gobernando, ella es la presidenta títere, que hace lo que ellos quieren, pero aun así fracasa, porque estamos en recesión, aun así fracasa, porque es infinitamente impopular. Y como fracasa, pues luego la acusarán de haber sido de izquierda y que por eso fracasó”, explicó.

“Entonces, estamos ante un nivel de fanatismo tal, ante un nivel de negacionismo tal, que es muy difícil que estas personas puedan corregir y mejorar un sistema que muy fácilmente ha podido mantenerse haciendo ciertos compromisos, viendo cuáles eran los problemas de fondo estructurales del país, como la corrupción, la anemia, la falta de salud, educación, corregirlo y más o menos permitir que camine, pero no quieren eso. Es también una historia de intransigencia en la que las élites solamente quieren que el Perú funcione de una manera y si la gente no quiere, pues será por la fuerza”, dijo.

Medios de comunicación

El máster en ciencias políticas apuntó, además, que los medios de comunicación cumplen un papel en el mantenimiento de esta pequeña burbuja que escapa de la realidad, al legitimar a quienes presentan como especialistas.

“Efectivamente, y nuevamente volvemos a la importancia del rol de los medios de comunicación, que tienen un poder no solo de difundir un mensaje, sino tienen también un poder legitimador, porque cuando ellos invitan a personalidades y las presentan como especialistas, y ese especialista da una opinión, pues el público siente que es una opinión experta de alguien que conoce del tema y que está dando una opinión objetiva”, declaró.

“Entonces, ese rol legitimador es muy importante y como tú bien dices pues los medios van sesgando la opinión para mantener a esta pequeña burbuja viva, esta burbuja negacionista que escapa de la realidad, que quiere salirse del sistema internacional de justicia, que avala leyes forestales que, luego, la Unión Europea tiene que venir y decir, oiga estamos en desacuerdo obviamente porque esto va a destruir la Amazonía peruana, que es el pulmón del planeta. Entonces, poco a poco nos vamos aislando en esta locura de seguir generando una ideología completamente desconectada de la realidad”, agregó.

Consolidar su narrativa

Manifestó, finalmente, que estos sectores que tienen mucha influencia y poder económico buscan consolidar una narrativa desconectada de la realidad, al asumirse ellos como “los justos, los patriotas, los demócratas” y señalando a los otros como los “radicales” y los “violentos”.

“Recordemos que hace unos meses el apoyo más importante al Gobierno venía de un 26 % del A B, que apoyaba al gobierno. Hagamos un símil o un paralelo con el 71 % de los gerentes generales de las principales empresas del Perú que también apoyan a Dina Boluarte y aplaudieron a Otárola, cuando dijo que harían lo mismo si recomienzan las protestas”, indicó.

“Entonces, tenemos este grupo, esta especie de burbuja de peruanos de clase alta, con mucha influencia y mucho poder económico que ellos tienen que mantener de su lado, y para eso mantienen esta narrativa completamente desconectada de la realidad, pero que un cierto sector sí lo cree, porque tienen medios de comunicación y otras maneras de mantenerlos cautivos en esta lógica, pero definitivamente debemos tomarlo nosotros no solo como una provocación, sino como un intento y una mecánica de mantener una narrativa completamente desconectada de la realidad”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver videos