Pedro Grández - Ideeleradio
Pedro Grández - Ideeleradio

 

Se ajusta a derecho

Ideeleradio.- La ley habilita al presidente de la República, a nombrar de manera excepcional como comandante de la Policía Nacional del Perú (PNP) a alguien que no tiene el rango de teniente general, sostuvo el constitucionalista Pedro Grández.

“Una de las competencias y funciones constitucionalmente establecidas para el presidente, en su calidad de jefe supremo de las Fuerzas Armadas y la PNP, es precisamente la designación de estos puestos de alta dirección de la Policía en este caso. De manera que estamos ante una competencia constitucionalmente habilitada, pero que tiene un desarrollo en la Ley de la Policía”, declaro en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Dijo que entiende que la decisión del jefe de Estado se da por el actual contexto, en el marco de sus competencias, que no son discrecionales y están enmarcadas en una jurisprudencia consistente desde el 2004.

“La ley habilita al presidente a tomar este tipo de decisiones excepcionales. Este famoso artículo 8 de la ley establece que excepcionalmente el presidente puede nombrar a alguien que no tiene el rango […], subirlo de rango y aplazar, y así frustrar la expectativa de los que están en línea, porque normalmente entiendo que es entre el más antiguo el que debería suceder”, precisó.

Grández Castro dijo que entiende que no hay un paso al retiro en masa y que probablemente cada cese tiene una justificación diferente. Opinó que se debe analizar el tema de forma objetiva.

“Hay que ver si estamos ante ese supuesto de excepcional en este caso, y yo no tengo elementos ahora para juzgar que eso haya ocurrido. Y probablemente se van a a cuestionar, pero por ahora estamos en el marco de las competencias legítimas constitucionalmente habilitadas de tomar estas decisiones“ refirió.

La Constitución

Mencionó que cada caso podría evaluarse, si es que alguno de los generales presentase una acción de amparo. Remarcó que toda decisión debe estar debidamente motivada y justificada, y que tiene que tomarse en cuenta el contexto.

“Yo no sé el grado de compromiso que tengan los que están en sucesión de acuerdo a ley. Y eso me parece que habría que esclarecerlo con claridad, porque si se está frustrando la expectativa razonable de 16 o 17 que están en carrera y que tienen una hoja impecable y, si el presidente en el marco de sus competencias, leyendo un artículo de la ley, los pasa al retiro sin que haya una justificación para eso, entonces aquí cada caso puede ser materia de análisis”, subrayó.

Explicó que si un caso de pase al retiro llegara a judicializarse, el juez tendrá que buscar la manera de interpretar el artículo 8 del Decreto Legislativo 1267, Ley de la Policía Nacional del Perú, de conformidad con lo que señala la Constitución.

“Es decir, si uno de los que ha sido aplazado y pasado al retiro en su expectativa y en su hoja de vida impecable de pronto han sido afectados, podrían presentar un amparo, y el caso concreto será materia de análisis. Pero, incluso, si el caso concreto fuera materia de análisis, el juez del amparo tiene la obligación de buscar la manera de interpretar de conformidad con la Constitución esta disposición del artículo 8 de acuerdo, y esa interpretación tiene que hacerse en el contexto que estamos viviendo“, detalló.

Contemplar el contexto

Finalmente, enfatizó que el juez que resuelva alguna demanda de amparo tendrá que tomar en cuenta el contexto de excepcionalidad que señala la ley.

“La razonabilidad de una decisión no depende solamente de leer un artículo, si no de contemplar los hechos, el contexto y la situación de cambio que entendió era urgente en los altos mandos de la Policía, luego de una sucesión de situaciones que, si no se toman ese tipo de medidas, se puede incluso incurrir en responsabilidad política de quien tiene la competencia para hacerlo y no lo hace”, concluyó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments