Estamos empantanados

Ideeleradio.- Estamos en un momento realmente de descomposición, en el que el sistema político, sobre todo el Congreso y el Poder Ejecutivo, busca simplemente mantener el poder de la manera que pueden, sostuvo la historiadora Natalia Sobrevilla.

“Estamos en un momento realmente de descomposición. Es decir, tenemos un Ejecutivo que se mantiene no tanto por su éxito particular o su capacidad, porque no muestra mucha acción, porque está ahí. El Congreso tampoco tiene ninguna capacidad de poner una fiscalización real en el proceso”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Esa es un poco la sensación que tengo, porque seguimos en esta cámara lenta, pero no nos movemos a ningún lado. Es como que estamos empantanados y no logramos avanzar. Es como que estás en la mitad de un pantano y tratas de nadar, pero no puedes, porque estás tan enlodado que no avanzas, como que seguimos en el mismo lugar permanentemente”, apuntó.

Sobrevilla Perea dijo, además, que esto ocurre en un contexto en que “la política se ha judicializado”, ya que hay líderes políticos, como el caso de Keiko Fujimori, que están siendo investigados a nivel judicial.

“Vemos además un Poder Judicial que también está bastante politizado, y que, bueno, la política se está judicializando también. Ese es otro hecho. Estamos hablando, por ejemplo, sobre Keiko Fujimori buscando demorar su juicio para que, según el procurador [fiscal], está tratando de llegar hasta el Tribunal Constitucional donde sabe que tiene posible mayoría. Entonces, estamos viendo que en los sistemas democráticos están todos, de alguna manera, siendo forcejeados”, acotó.

Trata de sobrevivir

La historiadora comentó, además, que el Gobierno es inepto y no ha hecho nada tangible. Consideró que, más que manotazos de ahogado, el Poder Ejecutivo está sentado, tratando de sobrevivir.

“El Gobierno está sentado, tratando de sobrevivir, ya lleva un año de sobrevivencia desde la elección de Pedro Castillo, ¿nos quedan cuatro años más de esto? ¿Qué cosa ha hecho su gobierno realmente? O sea, más allá de que se pueda pensar que son eficientes o ineficientes o que no pueda mover el Perú hacia el comunismo o hacia Venezuela [como dicen algunos], que sé yo, no se ha hecho nada realmente tangible; más que manotazos de ahogado, de tratar de sobrevivir a como se pueda”, indicó.

Cuestionó, del mismo modo, que el “piloto automático” sea lo que ha predominado en los últimos cinco años en que se han sucedido varios gobiernos en un contexto de deterioro institucional.

“Los años del señor Kuczynski que, luego, devino en los años del señor Vizcarra, que luego el señor Sagasti, han sido de un deterioro constante, donde lo único que estamos haciendo es tratar de sobrevivir, y lo que sigue haciéndose, es bueno, por lo menos, el piloto automático, las cosas siguen, más o menos, y también muchas personas —como estas que están haciendo estas marchas—  dicen: queremos otro cambio, queremos otra persona, fuera el comunismo. Primero que no tenemos un gobierno comunista, tenemos un gobierno inepto, eso es algo muy diferente”, refirió.

“Y, por otro lado, ¿cuál es la alternativa? Tenemos realmente alternativas, ¿hay alguien que esté realmente preparado o haciendo una campaña para hacer una refundación de la república, hacer algo que sea diferente?, pues, no lo veo”, agregó.

El problema de representación

En otro momento, consideró que el Parlamento tiene un problema de representación. Anotó que la discusión sobre una nueva constitución y la conformación de una asamblea “está a un nivel muy chato”.

“Por otro lado, tenemos un diálogo sobre un posible proceso constitucional, pero ¿en qué medida?, ¿quién va a hacer la asamblea constituyente? ¿cómo se van a elegir? Hay un problema de representación. El Congreso mismo tiene un problema de representación”, opinó.

“Eso es lo más problemático, me parece que la discusión está a un nivel muy chato y el sistema político, sobre todo lo que es el Congreso y el Ejecutivo, es simplemente mantener el poder que tienen de la manera que pueden. Entonces, muchos sectores dicen, bueno, pero, ¿por qué no simplemente sacan al presidente? Bueno, porque el sistema en realidad no está hecho para sacar presidentes. En realidad, el sistema está hecho para que el presidente dure, el Ejecutivo esté ahí por cinco años. Así ha sido diseñado.”, declaró.

Remarcó, finalmente, la necesidad de que el debate de la reforma constitucional se haga de manera mucho más profunda.

“Lo que sucedió en el último quinquenio, no es como debe suceder la política, no es así como debe darse, pero sí me parece que debemos debatir, discutir, hablar, pensar sobre todas estas cosas, de una manera mucho más profunda de lo que se está haciendo”, enfatizó.

Más en Ideeleradio

Ver video