Laura Arroyo - Congreso (Fotos: Ideeleradio - Andina)
Laura Arroyo - Congreso (Fotos: Ideeleradio - Andina)

 

Los 130 de la vergüenza

Ideeleradio.- En el Congreso se está aplicando una asamblea constituyente de facto, y lo que buscan determinados sectores es redactar una segunda versión de la Constitución de 1993, promulgada durante el régimen de Alberto Fujimori, opinó la periodista y analista Laura Arroyo.

Fue al referirse a la decisión de la Comisión de Constitución y Reglamento de aprobar el dictamen que plantea la reforma constitucional para restablecer la bicameralidad, y contempla la modificación de 51 artículos de la carta magna.

“Creo que es evidente que —te guste o no la idea de cambiar la Constitución— es un debate que ya se está dando. No es que hay que dar simplemente, ya se está dando en la ciudadanía, en sus espacios de debate, en sus espacios de conversación. En diferentes espacios ya se está dando, ya por ni decir el Congreso. En el Congreso no solo se está dando, ya directamente en el Congreso se está aplicando una asamblea constituyente de facto”, sostuvo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El debate no es si hacer cambios o no en la Constitución; el debate es quién los va a hacer. [El debate es] si [lo hace] los 130 [congresistas] de la vergüenza que ya lo están haciendo o si el país va a decidir quiénes van a ser los representantes que escriban esa nueva constitución”, apuntó.

Constitución de Fujimori

Arroyo Gárate consideró que hay que tener mucho cuidado con lo que está ocurriendo en el Parlamento, porque dijo que esa actitud no solo es antidemocrática, sino que le quita a la ciudadanía el derecho a decidir sobre la carta magna.

“[…] Me da la impresión de que han tomado una decisión en el Congreso. La decisión de que vamos a llegar a los 30 años de la Constitución de Fujimori del 93, con una segunda versión de la Constitución de Fujimori. Se lo han tomado en serio y ese es su propósito. Están redactando la segunda versión de la Constitución fujimorista”, señaló.

“Están redactando una constitución que va todavía un paso más allá en recortar derechos, en atribuirse poderes a un poder del estado como el Congreso que no le corresponden, en acabar con el equilibrio de poderes entre el Legislativo y el Ejecutivo, y muchísimas otras cosas que a ver si nos vamos a enterar. Cuidado porque ese es el verdadero riesgo de lo que está haciendo el Congreso que nos está poniendo una nueva versión de la Constitución fujimorista sin que ninguno ni ninguna de nosotros haya votado por eso”, acotó.

No les interesa escuchar

Finalmente, cuestionó que haya un “centrito de poder” en Lima al que no le interesa escuchar los argumentos de los otros ni debatir, porque creen que sus voces son las únicas válidas para determinar el destino del Perú.

“Hay que recordar que Lima no es la mayoría del país, sino que además muestra que cada vez la sensatez también parece estar más lejos de Lima. Es una cosa que comenté porque pongamos el caso de la nueva Constitución o la discusión sobre cambios constitucionales. Y yo creo que es evidente, no solo por la cifra [de artículos que quieren cambiar], sino incluso por el ánimo que se va sintiendo, esta percepción que podemos tener quienes seguimos el Perú lo más de cerca posible”, explicó.

“Y creo que cuando vemos a estos sectores que generalmente están en la capital — pero tampoco habría que decir que todo Lima es homogénea, sino de una partecita de Lima que tiene mucho poder, porque hay otras Limas distintas, y creo yo también mucho más pujantes y más democráticas que es ese centrito de poder— pues lo que estamos viendo es que ellos no les interesa ni escuchar a otros ni escuchar argumentos ni debatir con otros, porque creen que sus voces son las únicas válidas para determinar el rumbo del país; y de esos polvos estos lodos. Es lo que estamos viviendo desde el proceso electoral del 2021 y a esto quería acuñar a raíz de la Constitución una cosa distinta”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video