Juan de la Puente - Francisco Sagasti (Fotos: Ideeleradio - Andina)
Juan de la Puente - Francisco Sagasti (Fotos: Ideeleradio - Andina)

 

Se necesita una salida

Ideeleradio.- El artículo del expresidente de la República, Francisco Sagasti, pone al país en la discusión sobre una salida a la crisis, en la que plante una especie de menú con tres opciones, sostuvo el politólogo Juan de la Puente.

“Eso es lo que yo advierto en el punto de vista del presidente Sagasti, que se puede discutir modelos y formas, pero me parece que pone al país en la discusión sobre una salida que es lo que hoy día se necesita”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Cabe recordar que Francisco Sagasti publicó un artículo en La República en el que plantea encontrar salidas sin vulnerar el orden constitucional. Entre los escenarios describe, primero, un pacto programático con agenda acotada y un mínimo de compromisos vinculantes; los cuales deben seguirse también en un segundo contexto de renuncia o vacancia. Finalmente, sostiene como tercera alternativa que la ciudadanía se organice para presentar un proyecto de ley de reforma constitucional que acorte los períodos presidencial y congresal.

Una deliberación

Consideró, en ese sentido, que en el fondo lo que plantea Sagasti Hochhausler es discutir qué se puede hacer frente al actual panorama en el que hay sectores inmovilistas que no quieren actuar frente a la crisis.

“En el fondo lo que hace el presidente Sagasti es decir hagamos algo frente a la crisis, frente a los sectores que no quieren hacer nada frente a la crisis, porque [un sector dice] si tú quieres vacar o una salida con firmas o sin firmas o adelanto de elecciones o que se vayan todos eres un golpista. [Por otra parte,] si tú no quieres mover nada y que se quede el desorden durante cinco años y la pérdida de las capacidades del país [dicen que] tú eres un comunista”, refirió.

“Es curioso, porque la virtud de lo que propone Sagasti es plantear en el país una deliberación sobre la salida frente a sectores inmovilistas que no plantean una salida, porque está claro que la vacancia en el modelo planteado en el Parlamento no tiene los votos y está bloqueado, porque no van a conseguir los 87 votos”, aseveró.

Uno solo

De la Puente Mejía refirió que tiene la impresión de que aparentemente los dos extremos que disputaban el país, Ejecutivo y Legislativo, se han convertido lentamente en uno solo.

“El tránsito de esta crisis por explosión a una crisis por implosión implica una acelerada desideologización, una despolitización de los términos del debate y de las alternativas. No me parece que hoy los modelos de país estén en discusión”, declaró.

“Mi impresión que aparentemente los dos extremos que disputaban el país se han convertido lentamente en uno solo, y más bien la lógica ideológica y política es aquella que dice tengamos una salida, y lo que propone el presidente Sagasti es una especie de menú con tres opciones”, apuntó.

Una implosión

El politólogo señaló que la crisis que hasta hace algunas semanas implicaba una permanente colisión de poderes se ha transformado hoy en una implosión, que se ve, por ejemplo, cuando el Gobierno tiene problemas para gestionar empresas estatales como Petroperú o las dificultades del Parlamento para tener una agenda de cara al país.

“Este cambio de la naturaleza de la crisis es crucial y es muy perjudicial para la democracia, sus instituciones, y, en general, para para el futuro del país en el mediano y largo plazo, porque nos dice que los poderes se están desfondando por abajo”, advirtió.

Comparó el actual escenario con el de un encuentro pugilístico en el que el Ejecutivo y Legislativo están cansados y que “en el fondo pactan para quedarse”.

“La idea de un abrazo de dos poderes cansados, exhaustos y que en el fondo pactan para quedarse, una especie de inmovilismo destructivo es esa. Es la imagen de que el Congreso no puede avanzar más en su tarea contra el Gobierno y el Ejecutivo tiene dificultades muy serias para el gobierno de todos los días, de modo que ambos se abrazan”, explicó.

“Son como los boxeadores exhaustos después de 20, 30 saltos y que, finalmente, se quedan abrazados frente a la tarima. Los espectadores de este partido de boxeo ya no estamos viendo una batalla para ver quién se impone, sino en realidad una escena inmovilista que creo que va a tener repercusiones en la vida de país”, acotó.

Asamblea y firmas

De la Puente Mejía dijo, por un lado, que resulta curioso que los que se oponen a un adelanto de elecciones son aquellos que recogieron las firmas para pedir una asamblea constituyente.

“Una de las cuales [alternativas que plantea Sagasti] llama mucho la atención, porque dice que hay que recoger firmas para presionar, o forzar en el Congreso por un adelanto electoral. Y es curioso porque los que se oponen a esta tesis son los que empezaron varias veces y con varios colectivos a recoger firmas para una asamblea constituyente y no han podido hacerlo. Claro la idea de una asamblea constituyente etérea sirve para todo”, anotó.

Opinó, por otro lado, que es sorprendente escuchar que el congresista de Renovación Popular, Alejandro Muñante, declare que adelantar elecciones persigue una consigna política.

“De otro lado, he escuchado a un parlamentario del grupo vacador en el Congreso que dice que lo que propone Sagasti es una consigna política, porque las elecciones no van a solucionar nada. Es curioso, porque ellos piden que se vaya el presidente Castillo y se vaya la vicepresidenta Dina Boluarte para convocar elecciones para la Presidencia. Entonces, son declaraciones bien rimbombantes y sorprendentes”, expresó.

La democracia

El analista remarcó, finalmente, que democracia no solo implica haber sido elegido en comicios, sino también gobernar bajo esos estándares.

“Por el otro lado, hay sectores que dicen que como el presidente Castillo fue elegido que se quede los cinco años, sea como sea rebajando el estándar de la democracia, como si democracia solo sea haber sido elegido y no la democracia de gobernar democráticamente”, indicó.

“[Esa es] una discusión que tuvimos con el asunto de [Hugo] Chávez. Hay gente que decía que Hugo Chávez era demócrata, porque fue elegido [en Venezuela] de manera democrática y no reconocía que no estaba gobernando democráticamente”, argumentó.

Más en Ideeleradio


Ver video