José Luis Ramos - Ideeleradio
José Luis Ramos - Ideeleradio

 

El objetivo no es llegar al 2026

Ideeleradio.- El objetivo político de la coalición que está en el gobierno no es que la presidenta de la República, Dina Boluarte llegue al 2026, sino lograr la construcción de un modelo de país poco democrático y marcado más bien por el autoritarismo, sostuvo el investigador y sociólogo José Luis Ramos.

“El objetivo político [de la coalición] no es el objetivo de la presidenta Dina Boluarte, no es el objetivo de quienes están en el Gabinete, es el objetivo de quienes están detrás de ellos y que son en la práctica quienes gobiernan. Y ese objetivo no es llegar hasta el 2026, ese objetivo no es lograr beneficios económicos mientras Dina Boluarte siga en funciones”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El objetivo [de la coalición] es la construcción de un modelo de país muy poco democrático, marcado más bien por el autoritarismo, el desprecio por los derechos humanos, que pretenden extenderlo eternamente. Por eso, que Dina Boluarte se quede en la Presidencia es solo un elemento más de todo lo que se planea”, añadió.

El investigador señaló que la meta de la coalición es tener un sistema político en el que sea imposible que esta pierda las elecciones. Anotó que, para la derecha y la extrema derecha, el trauma de perder contra Pedro Castillo está aún muy presente.

“El control de los organismos electorales a través de mecanismos que se implementan en el Congreso, las sentencias que va dando el Tribunal Constitucional, la forma en la que se va constituyendo, el copamiento de la Defensoría del Pueblo, todo eso marcha en pos de un objetivo que es tener un sistema político en el que sea imposible puedan perder en unas elecciones. El trauma de perder con Pedro Castillo está muy presente y es algo que hay que [dicen ellos] evitar a toda costa”, argumentó.

Sin respaldo

Ramos Salinas explicó, en otro momento, que tanto el Poder Ejecutivo y el Congreso de la República han perdido legitimidad y respaldo ante la ciudadanía.

“La ciudadanía eligió un camino que fue el que se propuso en las elecciones pasadas y del cual era parte la señora Dina Boluarte, y [ella] se ha alejado absolutamente [de eso]. Eso es lo que provoca que la ciudadanía observe el gobierno como ilegítimo”, refirió.

“Y el Congreso, pues, ha hecho enormes esfuerzos para construir su ilegitimidad. […] Aquí es evidente, que no hay respaldo alguno en la ciudadanía, pero lo que se pretende es prolongar no solo el gobierno, sino generar un sistema político en el cual sea posible que ellos vuelvan a perder las elecciones en alguna oportunidad”, acotó.

Empresariado y movimientos sociales

Señaló, finalmente, que la ilegitimidad está no solo en las instituciones del Estado y organismos autónomos, sino también en el sector empresarial y los movimientos sociales.

“Así que no es mucho lo que hay que pensar para encontrar una salida a la crisis de ilegitimidad que se vive en el país. El problema está en que esta ilegitimidad no está solo en el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, el Tribunal Constitucional, etcétera, sino también está en la sociedad civil. […] El empresariado también está deslegitimado”, afirmó.

“¿Las centrales sindicales están legitimadas? ¿Las bases ven en sus a líderes que están interesados en la lucha por sus derechos o ven burocracias que se benefician de los puestos que ocupan centrales o sindicatos cualesquiera? El movimiento popular también está deslegitimado. Entonces, estamos ante una crisis orgánica en la que realmente no hay instituciones que se vean como admirables, y líderes o lideresas que se vean como un camino que nos puede llevar a una situación mejor”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video