Ideeleradio.-Hay que dilucidar bien cuál es el origen de los asesinatos en el Vraem y detener a los responsables para parar las especulaciones, que han provocado comunicados absurdos por parte del Ministerio de Defensa, del Comando Conjunto de las FF.AAA, y de la Policía Nacional, afirmó Hugo Cabieses, miembro del Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos (CIDDH).

Fue al comentar el asesinato de 16 personas en un bar del centro poblado San Miguel del Ene, en la jurisdicción de Vizcatán del Ene, provincia de Satipo (Junín), en el Vraem.

“Lo primero que hay que hacer es dilucidar bien cuál es el origen de estos asesinatos y detener a los responsables, tanto físicos como intelectuales, de esto que ha sucedido y parar estas especulaciones que han provocado comunicados totalmente absurdos del Ministerio de Defensa, el Comando Conjunto de las FFAA y de la PNP”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Conflicto entre agricultores y pueblos indígenas

El economista refirió además que la zona del Vraem resulta muy conflictiva. Indicó, que que hay continuos enfrentamientos entre los agricultores cocaleros y los pueblos indígenas que buscan proteger sus bosques

“El tema de la presencia de los pueblos indígenas en esa zona es muy importante, y probablemente hay una relación muy conflictiva que puede llevar y de hecho ha llevado con muertos y heridos a enfrentamientos entre agricultores, que vienen de otras zonas para sembrar coca y los pueblos indígenas que quieren proteger sus bosques, porque es la forma de vida que ellos tienen, y lo que producen los bosques es para su propia sobrevivencia”, argumentó.

“Este tema o no es estudiado o muy poco estudiado por las autoridades nacionales en particular por Devida, el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Agricultura, que brilla por su ausencia en esa zona”, indicó.

Esquema diferente de cultivos

El representante del CIDDH indicó además que en la zona se requiere un esquema diferente del que se ha producido hasta ahora en relación a los cultivos. Dijo, que apostar por productos como el café y el cacao resulta un suicidio en términos estratégicos.

“En relación al desarrollo, efectivamente son zonas que requieren un esquema diferente del que se ha producido hasta ahora y eso lo conocen los agricultores de la zona, porque ellos han planteado de hace años que el desarrollo rural sea integral. Apostar por dos o tres productos motor como el café o el cacao es un suicidio en términos estratégicos, porque la zona de selva alta no son aptas para cultivos extensivos y además, porque las poblaciones que están ahí  migran de otras zonas no quieren hacer monocultivos, sino diversificar sus cultivos””, aseveró.

“Ellos en el Valle del Río Apurímac han desarrollado alrededor de 14 productos diferentes, pero por qué esta insistencia en buscar uno o dos productos motores. Eso es un absurdo desde el punto de vista de desarrollo de esta selva alta”, argumentó.

Cultivos alternativos

Sostuvo que hay alternativas a la coca, pero que se necesita de un programa que disminuya la cantidad de estos cultivos.

“[…] Alternativas no hay a la coca por el precio, pero creo que hay que impulsar un programa de desarrollo rural con coca para incrementar la cantidad de cultivos que hay y disminuir la cantidad de cultivos de coca. Eso es lo que hay que hacer para desarrollar este valle. Estas ideas que estaban en  la comisión Vraem en el Congreso ni siquiera se han discutido”, apuntó.

Más en Ideeleradio


Ver video

Comments

comments