Gonzalo Paroy - Ideeleradio
Gonzalo Paroy - Ideeleradio

 

La historia y los argumentos

Ideeleradio.- Son las coyunturas críticas las que generaron un cambio en el sistema económico y político, y, en la historia, un proceso posterior a una nueva constitución ha dado cierta estabilidad, afirmó el historiador Gonzalo Paroy.

Fue al comentar el proyecto de ley de reforma constitucional presentado por el presidente Pedro Castillo ante el Parlamento que, de ser aprobado, autorizaría someter a referéndum la convocatoria de una asamblea constituyente para elaborar una nueva Carta Magna.

“La idea tan sonada que ‘no es momento para una asamblea constituyente puesto que estamos en una crisis y primero hay que salir de esta crisis’ es un argumento bastante común de quienes lo colocan como parte de estar en contra de este proceso, pero cuando uno revisa cómo han sido justamente estos procesos anteriores a la historia republicana, pues, se condice con la realidad”, dijo en el programa No Hay Derecho Ideeleradio.

“Claramente se ve de que la historia constitucional han sido marcadas por crisis, guerras civiles, dictaduras, crisis económicas muy graves, y, al contrario, un proceso posterior a una nueva constitución ha dado cierta estabilidad. Entonces, la historia se condice con los argumentos que están dando hoy [contra esta posibilidad]”, agregó.

Las coyunturas críticas

El historiador remarcó, además, que fueron las crisis y las coyunturas críticas las que generaron un cambio en el sistema económico y político, y por ende, en sus constituciones.

“Justamente fueron las crisis y las coyunturas críticas las que generaron un cambio en el sistema económico y político, y justamente la ley máxima que da estos nuevos sistemas económicos y políticos son las constituciones”, explicó.

Paroy Villafuerte indicó que la concepción varía con el tiempo. Argumentó que, cuando uno lee la Constitución del siglo XIX y la del siglo XX, es evidente que cada una tiene una idea de nación, de ciudadanía y de derechos muy distinta.

“[…] El voto femenino se toma en las constituciones del siglo XX; el fin de la esclavitud o la abolición del gamonalismo es posterior a la Constitución del 79 o vemos que la Defensoría del Pueblo es un aporte de la Constitución del 93. Son temas de acuerdo a cómo las demandas sociales también van aportando”, sostuvo.

El historiador refirió, igualmente, que hay una necesidad de actualizar el sistema de derechos, pues la historia y las concepciones van variando.

“Hay una necesidad de todas maneras de actualizar el sistema de derechos. Hay que entender que la historia cambia y varía, y la concepción que tenemos nosotros mismos de qué queremos de nuestra nación ha variado a lo largo del tiempo”, mencionó.

La oposición

Subrayó, finalmente, que los sectores de la oposición deberían entender que si no hay un cambio de constitución lo que se puede venir es algo peor. Enfatizó que “hay derechos que hay que actualizar y ciudadanía que hay que extender”.

“Yo sí creo que si hubiera voluntad de entender mejor los procesos, las mismas oposiciones serían las que deberían estar adelante diciendo que lo que se puede venir es peor. Hay que dialogar, porque hay demandas que hay que contener, pero de todas maneras hay derechos que hay que actualizar y ciudadanía que hay que extender”, opinó.

“Es notorio que, por más que la ciudadanía sea un término bastante antiguo, falta un sistema que lo contemple y lo asegure”, puntualizó.

Más en Ideeleradio

Ver video