Diego García Sayán - Ideeleradio
Diego García Sayán - Ideeleradio

La apología tiene que ser sancionada

Ideeleradio.- Preocupa que existan jóvenes que se sientan atraídos por el Movadef y por el llamado ‘pensamiento Gonzalo’, dijo Diego García Sayán, exministro de Justicia y expresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), tras considerar que el Estado debe introducir mecanismos preventivos o, eventualmente, “habrá un recrudecimiento de una lógica terrorista en el mediano o largo plazo”.

“Hay aspectos penales en lo que puede ser [que algunas situaciones configuren una] apología al terrorismo, que tiene que ser investigado y sancionados dentro de lo que establece la ley, pero lo que preocupa más, en el fondo, es que haya jóvenes que puedan sentirse atraídos por ese discurso”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Ahí lo que puede hacer la Dircote y la Fiscalía, que son parte del proceso cuando ya se ha detectado un hecho criminal que esté sancionado por la ley penal, es la prevención para que en ese discurso sean cada vez menos las personas que pudieran ser atraídas y que podría llevar, eventualmente, a un recrudecimiento de una lógica terrorista en el mediano o largo plazo”, declaró.

García Sayán denunció que el llamado ‘pensamiento Gonzalo’, que siguió la organización terrorista Sendero Luminoso, es un discurso violentista que causó horror y muerte en el país, y que debe ser contrarrestado desde el Estado.

“Lo que preocupa más es que haya gente atraída por un discurso en donde el llamado ‘pensamiento Gonzalo’ pueda ser atractivo para unos jóvenes, hoy en el Perú, el 2016. […] El pensamiento Gonzalo no son dos palabras, es la violencia como herramienta central de la acción política, y ese tema no se está discutiendo para enfrentarlo”, advirtió.

Lugar de la Memoria y CVR

Dijo, en ese sentido, que lo que se requiere es recordar a nivel educativo la tragedia y terror que produjo Sendero Luminoso en el Perú. Planteó que las visitas al Lugar de la Memoria sean parte de la política pedagógica cotidiana y que se rescate el mensaje que dejó la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) para que los jóvenes no se sientan atraídos por el Movadef.

“Creo que la sociedad tiene un papel muy importante, y nos remontamos a lo de siempre, a lo que pueda estar haciendo el sistema educativo, de cuánto de lo que produjo Sendero Luminoso, como tragedia nacional y la violencia que se produjo -más allá de consignas generales- están incorporados en el sistema de educación formal”, aseveró.

“Sendero precipitó y produjo ese horror que empezó en 1980, pero me da la impresión que no se ha hecho de esta tragedia que se visite al Lugar de la Memoria –en donde todo esto se narra– [y las visitas sean] parte de la política educativa cotidiana. Eso no resuelve el resuelve el problema, pero es una contribución importante, porque es un muy fácil lavarse las manos y decir, ‘señores de la Dircote, encárguense del tema’, cuando a veces no se trata de apología, sino de hechos que hay que investigar y seguir de cerca”, puntualizó.