Fernando Olivera - Ideeleradio
Fernando Olivera - Ideeleradio

García recibía por todas partes

Ideeleradio.- Yo estoy seguro que el expresidente Alan García está metido también en el caso de César Álvarez y las supuestas coimas pagadas por Odebrecht, cuando este último estuvo al frente del Gobierno Regional de Áncash, sostuvo el líder del Frente Esperanza, Fernando Olivera.

“El fiscal Elmer Chirre con constancia y profesionalismo ha llegado a establecer en el caso de la construcción de la Carretera Carhuaz-Chacas-San Luis, el pago de sobornos y con pruebas,  donde el dinero llega a una offshore en Hong Kong y ahí se imputa principalmente a César Álvarez, y digo principalmente porque yo estoy seguro que el de arriba está metido, ¿quién es el de arriba?, Alan García”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Ahí ha pasado desapercibido un detalle, porque hay una reunión registrada y delatada con Fortunato Canaán de los Petroaudios y Raymundo Trinidad del caso Odebrecht y César Álvarez, donde están pactando todo, y que se sepa que ya había habido encuentros previos de César Álvarez con Alan García, promovidos por Rómulo León, el mismo de los Petroaudios con Fortunato Canaán”, reveló.

En ese sentido, el excandidato presidencial señaló que es probable que el expresidente Alan García haya recibido un pago también por esta obra por lo que la Fiscalía debería seguir la ruta del dinero.

“Para que haya todas las transferencias y se impulsen todas esas obras, primero tenía que amistarse César Álvarez. Segundo, ¿quién estaba ya metido con Odebrecht? Alan García y de hecho tiene que haber recibido como recibe en todas partes, por eso hay que seguir la ruta del dinero más allá de Hong Kong y veremos a donde llega”, acotó.

Como se sabe, el fiscal Elmer Chirre, de la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Anticorrupción, denunció que la constructora brasileña Odebrecht realizó un soborno al Gobierno Regional de Áncash en 2011, para adjudicarse la construcción de la carretera Carhuaz-Chacas-San Luis.

De acuerdo a las investigaciones, César Álvarez habría solicitado a la empresa brasileña una coima equivalente al 3.5% del costo total de la obra, la cual estaría valorizada en 404 millones de dólares.

Comments

comments