Carlos Rivera - Ideeleradio
Carlos Rivera - Ideeleradio

 

Relato maniqueo

Ideeleradio.- Hay una suerte de relato completamente distorsionado desde Fuerza Popular, toda la derecha del Congreso y este grupo de abogados que está asesorando a Keiko Fujimori, sostuvo Carlos Rivera, coordinador del Área Legal del Instituto de Defensa Legal (IDL), tras rechazar que exista una persecución indebida desde el Ministerio Público en el caso Cocteles.

Fue el comentar el contenido de la denuncia que presentó Fuerza Popular contra los fiscales José Domingo Pérez y Rafael Vela, y la solicitud de separación del caso que formalizó dicho partido contra ambos integrantes del Equipo Especial que investiga el caso Lava Jato.

“Yo creo que eso [que dicen de que hay una persecución indebida] es parte de esa suerte de relato maniqueo y completamente distorsionado que Fuerza Popular, toda la derecha del Congreso y este grupo de abogados que está asesorando a Fuerza Popular y Keiko Fujimori están relatando”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

No es un acto desmedido

Rivera Paz remarcó, en ese sentido, que las decisiones fundamentales en el caso Cocteles, como el encarcelamiento de Keiko Fujimori, el allanamiento al local de Fuerza Popular y la investigación de toda la cúpula, estuvieron bien planteadas por la Fiscalía y por eso fueron admitidas por el Poder Judicial.

“Aquí las decisiones fundamentales sobre lo que se quejan en la denuncia, el encarcelamiento de Keiko Fujimori, el allanamiento del local de Fuerza Popular, el sometimiento a la justicia a Fuerza Popular y toda la cúpula, el propio inicio de juicio son pretensiones y requerimientos que en su momento ha sostenido el Ministerio Público y creo que lo ha hecho bien, por una razón fundamental, el Poder Judicial ha admitido esos pedidos”, explicó.

“Si solamente fuese un acto desmedido de la Fiscalía y rechazado por el Poder Judicial, yo creo que estaríamos en otras circunstancias, pero no es así. La denuncia, la formalización, la acusación —es cierto corregida muchas veces, pero finalmente aceptada por el Poder Judicial— y el inicio del juicio, son decisiones judiciales. Hay un sistema del Poder Judicial, que es el sistema de la Corte Penal Nacional, que es el que ha dicho sí, efectivamente, vamos a aceptar la acusación y, por lo tanto, nos vamos a juicio”, añadió.

Acentúan el relato

Cuestionó, del mismo modo, que se pretenda acentuar ese relato de que “los fiscales han judicializado la política”. Indicó que la crítica de estos sectores fujimoristas no va hacia los jueces porque saben que de ellos depende su propia libertad.

“Obviamente, [los fujimoristas] no tocan a los jueces porque saben que de ellos depende su propia libertad y las decisiones que van a tomar. Y me parece que les interesa sobremanera no solamente eso sino acentuar, remarcar, subrayar este relato, el decir ‘los fiscales han —dicen — judicializado la política’”, manifestó.

“Yo nunca he estado de acuerdo con ese término, lo colocan como si fuese, dicen, uno de los objetivos de la organización criminal que ellos denuncian, porque yo creo que en este país no se ha judicializado la política, lo que se ha judicializado es a los políticos corruptos, y creo que eso está bien que ocurra”, apuntó.

Relativa eficacia

Mencionó que el nivel de reacción que existe desde diversos sectores da cuenta de una relativa eficacia del sistema de justicia, en el sentido de haber generado investigaciones, acusaciones e inicios de juicio.

“Y me parece que el nivel de reacción que se está teniendo en ese momento, de toda la gente vinculada a estos sucesos da cuenta de una —yo diría— relativa eficacia del sistema de justicia, por lo menos de la última década, en el sentido de haber generado investigaciones, haber generado acusaciones e inicios de juicio”, declaró.

“Es cierto, todos quisiéramos de que todos los acusados estén ya condenados, Keiko, Villarán, PPK, Toledo, Humala, sin duda alguna, pero digamos el sistema de justicia y estos fiscales que están en una guerra sin cuartel contra los corruptos, obviamente tienen que litigar con poderes no solamente legales, sino fácticos”, acotó.

Poder político, mediático y económico

Finalmente, advirtió que quienes están siendo acusados por el Ministerio Público tienen todavía un poder político, mediático y económico que está poniendo en tela de juicio la posibilidad de inicio de procesos judiciales.

“No es tan solo segunda batalla y, como vemos —esta me parece que es una evidencia— los acusados de Pérez Gómez no son ni cojos ni ciegos ni mancos, [estos] tienen todavía un poder político, mediático y económico muy importante, que está haciendo en ese momento no voy a decir tambalear, pero sí está poniendo en tela de juicio la posibilidad de inicio de causas judiciales fundamentales”, estimó.

“A pesar de eso, el balance que podemos dar hoy, 29 de febrero del año 2024, es que la justicia ha dado pasos fundamentales en la persecución de quienes han cometido delitos de corrupción”, precisó.

Más en Ideeleradio

Ver video