Cuestión de estilos

Ideeleradio.- El presidente Martín Vizcarra debería mandar al Congreso los proyectos de ley que están referidos a la supervisión de las cooperativas de ahorro y crédito y el que permitiría que la Contraloría General de la República pueda designar al funcionario que fiscalice el Parlamento, sostuvo el exministro Alonso Segura.

Fue al comentar las declaraciones del jefe de Estado, quien durante su mensaje a la nación, instó al Congreso de la República a aprobar la norma que permitirá a la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) supervisar a las cooperativas de ahorro y crédito, además de permitir que la Contraloría designe al jefe de control del Parlamento.

“Es cuestión de estilos. Yo tengo un estilo menos conciliador a veces o lo tenía durante mi función pública. Para mí, si realmente es un tema tan importante para el Gobierno, que mande proyectos ley o que si hay un proyecto ley en el caso de cooperativas que diga queremos que lo aprueben, que se discuta, que regrese al Pleno y ponga presión”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.   

“Por otro lado, que mande un proyecto de ley sobre el régimen de control de la Contraloría”, anotó.

Actitud firme

Segura Vasi consideró, en ese sentido, que la actual gestión debería tener una actitud más firme ante el Parlamento. Dijo que la gestión de Martín Vizcarra necesita tener un norte.

“El Gobierno tiene que tener una actitud muy firme, empezando por el Congreso de la República. El país no se va a gobernar solo, necesita un norte claro, y que tenga una actitud firme […]”, indicó.

Nerviosismo

Por otra parte, el extitular de Economía advirtió que un gobierno que se percibe débil, puede causar mucho nerviosismo en relación a la decisiones de inversión y contratación de personal.

Fue al comentar la renuncia de David Tuesta, luego de las discrepancias que generó el aumento al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), a pesar de que el Gobierno había señalado que no iba a retroceder en este tema.

“Uno de los riesgos que debe evitar el gobierno y uno ya se está gestando es seguir la onda de PPK, es decir que si alguien amenaza con paro, yo revierto decisión y eso se ha visto en los dos primeros meses del presidente Martín Vizcarra […]. Ahí tienes un problema serio, porque vas a generar mucho nerviosismo en decisiones de inversión y contratación de gente”, puntualizó.

“Si es un gobierno que se percibe como excesivamente débil, y que puede incluso entregar la cabeza de un ministro tan importante como el de Economía, y se ve que no tiene una convicción de que yo propongo algo, y lo defiende en el tiempo, va a tener problemas”, declaró.

Más en Ideeleradio