Raysa Díaz (Foto: Ideeleradio)
Raysa Díaz (Foto: Ideeleradio)

Derecho al cuidado

Ideeleradio.- La creación de un Sistema Nacional de Cuidados busca la mejora de la calidad de los servicios y de la cobertura, optimizar las condiciones de las y los cuidadores, así como su formación y profesionalización, afirmó Raysa Díaz, responsable de proyectos del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán.

“Cuando hablamos del Sistema Nacional de Cuidados nos referimos al ejercicio del derecho al cuidado, es decir, a cuidar, a cuidarnos y al autocuidado. Este sistema, además, lo que implica es la articulación de políticas o servicios de cuidado, desde wawa wasis hasta servicios para adultos mayores y personas con discapacidad”, dijo en diálogo con Ideeleradio.

“En ese sentido, busca algunos puntos. En primer lugar, la mejora de la calidad de los servicios y la cobertura de los mismos. En segundo lugar, mejorar las condiciones de las y los cuidadores que se encargan del cuidado a niños, niñas, personas con discapacidad y adultos. En tercer lugar, lo que busca es la formación y profesionalización de los y las cuidadoras que muchas veces no son reconocidas en su trabajo”, añadió.

El trabajo de cuidado

Díaz Romero apuntó que la iniciativa también busca reconocer el trabajo de cuidado, así como promover un cambio cultural y pensar en estos roles de género por el que el cuidado recae, principalmente, en las mujeres. Recordó también la Encuesta de representaciones sobre el trabajo de cuidado en el Perú.

“En primer lugar, es reconocer el trabajo de cuidados, es decir que siete de cada diez mujeres son las principales responsables de su trabajo, según la encuesta de representaciones de cuidado. También busca lo que es redistribuir las actividades del cuidado, porque lo realiza mayormente las mujeres y en una encuesta en el marco de pandemia sobre uso del tiempo entre Flora Tristán, Oxfam y el IEP, se indicó que las mujeres invierten cerca de 27 horas más a estas actividades que los hombres”, manifestó.

“En tercer lugar, lo que se busca es reducir estos tiempos para que las mujeres también puedan tener un desarrollo personal profesional y laboral, y no todo se encargue solamente al trabajo del cuidado”, añadió.

Trabajo no remunerado

En el marco de la campaña “Sin derechos no hay democracia, sin democracia no hay derechos”, la responsable de proyectos del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán mencionó que cuando se menciona el tema de cuidados se habla del trabajo remunerado y no remunerado.

“Y cuando hablamos del remunerado también está lo que es recompensar, que tiene que ser por medio de un salario, porque cuando hablamos de cuidados es un trabajo, y también representar, porque cuando hablamos del sistema que nos concierne a todas y todos los cuidadores, tenemos que estar en esta toma de decisiones”, aseveró.

“En realidad, generalmente las mujeres dejan de trabajar a muy temprana edad por dedicarse a estas actividades que principalmente recae en ellas, lo que hace que se reproduzca el ciclo de pobreza porque impide, digamos, que ellas puedan desarrollarse a nivel de educación, salud y trabajo. Entonces, eso hace que el trabajo, en primer lugar, sea invisibilizado, no reconocido y aparte gratuito”, puntualizó.

Más en Ideeleradio