Rafael Vela - Ollanta Humala - Ideeleradio

 

Corte Penal Nacional

Ideeleradio.- Efectivamente el control de acusación se ha extendido mucho en el caso del expresidente Ollanta Humala, pero ello se debe a que los jueces tienen una sobrecarga laboral excesiva, afirmó Rafael Vela, fiscal coordinador del Equipo Especial Lava Jato.

“Efectivamente, nosotros pensamos que el control de acusación se ha extendido mucho en el caso de Humala, que ha durado más de un año y seis meses, pero también tenemos que contemporizar que los jueces son seres humanos y han tenido una sobrecarga laboral excesiva, en la que no solamente ven incidencias relacionadas con el caso Lava Jato, sino también con otros delitos que se justician penalmente en la Corte Penal Nacional de Criminalidad Organizada”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Entiendo que están [en el Poder Judicial] trabajando intensamente en ver de qué manera pueden optimizar sus recursos humanos. No es que nosotros no seamos empáticos y conscientes de la altísima carga procesal que tienen los jueces. […] Los jueces a veces trabajan sábados, domingos, feriados; sin embargo, igual no tienen posibilidad de avanzar porque tienen que compatibilizar sus agendas con el resto de casos que se da dentro de la tramitación ordinaria en la Corte Penal”, apuntó.

Hay un máximo esfuerzo

Vela Barba refirió que hay un máximo esfuerzo por parte de los jueces, pues intentan compatibilizar el análisis de los expedientes con el resto de casos que ven en la tramitación ordinaria.

“El máximo esfuerzo que han hecho los jueces tienen que necesariamente compatibilizarse con su agenda cotidiana, y eso nos lleva a un escenario en el que si proyectamos que cada acusación va a durar un año y seis meses, evidentemente hay una defraudación en la oportunidad de la justicia, que incluso genera que se desentienda de los roles que cada operador en el sistema de administración de justicia tiene”, señaló.

Indicó que el Ministerio Público ya concluyó con su papel de director de la investigación. Sostuvo, al respecto, que ahora hay una responsabilidad del Poder Judicial.

“En la etapa intermedia y en la etapa de juzgamiento, el Ministerio Público ya concluyó con lo que es su condición de director de la investigación y, por tanto, ya es responsabilidad del Poder Judicial. Nosotros ya somos una parte más y estamos sometidos por supuesto a la agenda judicial”, mencionó.

Fortalecimiento de la Corte Penal

Consideró, en ese sentido, que debería fortalecerse la Corte Penal Nacional con el incremento de jueces y planteó la posibilidad de crear un subsistema.

“Definitivamente hay una alta expectativa respeto a lo que es incluso la vigilancia ciudadana y el acompañamiento del desarrollo de estos casos para determinar que finalmente en los casos en que ya ha habido acusaciones y estas se resuelvan con prontitud y que pueda existir administración de justicia efectiva en culpabilidad o inocencia, pero que finalmente estos casos ya lleguen a sus etapas finales”, declaró.

“Tal vez, ensayando públicamente una idea, la posibilidad de generación de un subsistema dentro de la propia Corte Penal Nacional, si es que así lo estiman los señores jueces, podría ser una alternativa para que se dediquen exclusivamente un grupo de jueces a este tipo de casos que tiene un muy alto perfil y una alta incidencia social”, argumentó.

Siete acusaciones pendientes

Precisó, por otro lado, que el Ministerio Público tiene alrededor de siete acusaciones pendientes y procesos de colaboración en paralelo.

“Nosotros tenemos siete acusaciones pendientes, y en esa dimensión hay procesos de colaboración eficaz en paralelo. Hay que sumarle a eso las incidencias de litigación, porque litigamos activamente en el caso Lava Jato con las mejores defensas que el dinero [de los investigados] puede pagar. Todas estas personas tienen un alto perfil y pueden contratar abogados que son muy activos en la litigación”, explicó.

Prioritario y exclusivo

Finalmente, reiteró la necesidad de darle un tratamiento prioritario y darle dedicación exclusiva a determinados casos. Estimó que podría darse un “cuello de botella” por la sobrecarga en el Poder Judicial.

“[…] Hay que ver de qué manera podemos eventualmente dar un tratamiento prioritario para el Poder Judicial en la que todas estas acusaciones puedan ser materia de dedicación exclusiva de parte de los órganos de administración de justicia. De hecho, estamos pronto a culminar varios casos, el de Félix Moreno y tenemos muy avanzados también casos, como el de Martín Vizcarra”, detalló.

“Todos estos casos que van progresando van a ir sumándose a una cola de acusaciones […] y se va a terminar convirtiendo en un cuello de botella en el Poder Judicial. Lo digo con respeto y reconociendo  las altas calidades de los jueces. Esto es un problema de estructura y coyuntura”, agregó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments