Omar Coronel - Ideeleradio
Omar Coronel - Ideeleradio

 

Análisis sociólogo

Ideeleradio.- El paro de los transportistas y del sector agrario “ha reventado” principalmente en Huancayo (Junín), porque en esa región existe una relación más tensa y de recelo con Perú Libre, debido a que lo sienten como “un gobierno que no ha hecho las cosas bien”, opinó el sociólogo Omar Coronel.

“Lo que me interesa como sociólogo y como politólogo es ver no tanto por qué revienta la protesta ahora, sino por qué pasa en Huancayo, en Junín. El problema de la escasez, el problema para los agricultores y ganadores está en todo el país. La paralización ha sido en varias regiones, pero ha reventado en Huancayo, en Junín. Ahí sociológicamente es una pregunta interesante: ¿por qué?”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Coronel Cuadros estimó que la explicación de esa movilización en Junín tendría que ver con que una relación más tensa que existe, particularmente en Huancayo, frente al partido de gobierno.

“Mi impresión es que [Junín] no tiene mayor capacidad organizacional que muchas regiones, sino que la explicación tiene que ver mucho con que hay una relación más tensa con el partido de gobierno en Junín, particularmente en Huancayo”, indicó.

”Si bien en Junín Castillo gana con 58% en segunda vuelta, el fujimorismo saca 42%, lo cual puede no sonar a mucho, pero en comparación con otras regiones andinas es, probablemente, la región donde menos saca Castillo y más saca el fujimorismo”, aseveró.

Recelo a Perú Libre

El sociólogo dijo que en Huancayo hay sectores que le tienen mucho recelo a Perú Libre, no porque sea de izquierda, sino porque lo sienten como “un gobierno que no ha hecho las cosas bien”.

“O sea, y con eso no quiero decir que haya sectores de derecha muy organizados en Junín y en Huancayo, pero sí hay sectores que le tienen mucho recelo a Perú Libre, no porque sea de izquierda, sino porque lo sienten como un gobierno que no ha hecho las cosas bien”, declaró.

“Entonces siento que, en Junín, en Huancayo, había mayor capacidad de la gente para no tener culpa de hacerle protestas al gobierno de izquierda, para no sentir que tu protesta está favoreciendo [a la derecha], sino que es realmente una protesta justa con contra un gobierno que tiene muchos problemas”, puntualizó.

Crisis global y estatal

El sociólogo señaló que la protesta en Huancayo obedece a que hay sectores que están siendo afectados por una crisis global y también estatal, al margen de los aspectos ideológicos.

“Lo que ocurre en Junín […] es más bien la demostración de que, al margen de los sectores ideologizados y del centro, hay otros sectores que están siendo materialmente afectados por una crisis global y una crisis también estatal, en cuanto a la capacidad del Estado no solo para responder a lo que pasa afuera, sino para prevenir posibles conflictos en el país”, argumentó.

Cabe indicar que el Gobierno logró concretar y firmar actas de diálogo con dirigentes de transporte y agricultura tras la friccionada y dividida mesa que se instaló en el coliseo Wanka, en Huancayo, que contó con la presencia de seis ministros de Estado y población local.

Más en Ideeleradio


Ver video