Mauricio Saravia - Pedro Castillo (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)
Mauricio Saravia - Pedro Castillo (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)

 

Falta de claridad

Ideeleradio.- No me queda claro a dónde va el Gobierno ni a dónde quiere llevar al Perú, dijo el psicólogo y analista político, Mauricio Saravia, al referirse a las reciente declaraciones que brindó el presidente de la República, Pedro Castillo.

“Uno, no me queda claro a dónde va el Gobierno. Dos, no me queda clara la posición ideológica de Castillo. Tres, no me queda clara a dónde quiere llevar el país. Cuatro, no me queda claro quiénes son sus aliados […], manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[…] Cinco, no me queda claro qué tipo de pacto social quiere jugársela con la oposición. Seis, no me queda claro quién entiende él por oposición y quién no. Y sétimo, no me queda claro cuál es el rol que juega Perú Libre en su gobierno”, apuntó.

No queda claro nada

El psicólogo indicó, además, que no queda claro ninguna de los aspectos que son importantes tener en cuenta cuando se habla de un gobierno.

“En resumen, no queda claro nada de las cosas que son importantes tener en cuenta cuando uno tiene un gobierno. No me queda si Castillo es de izquierda, por ejemplo. ¿Este es un gobierno de izquierda? Asumamos eso, que efectivamente no es fácil haber ganado esta elección, pero Castillo llega al Gobierno con banderas de izquierda”, señaló.

“Ahora, no me queda claro que Castillo lo sea [de izquierda], no me queda claro en nada de su discurso que él diga que es de izquierda, y perdónenme, pero la alocución al pueblo, a un origen andino y una extracción humilde no te hace automáticamente de izquierda”, acotó.

El discurso de Castillo

El analista remarcó que cuando un personaje opta por cambiar su estrategia de comunicación y brindar declaraciones a los medios, es porque hay algo que decir. Argumentó que si ese no fuese el caso, lo que tiene que hacer el Ejecutivo es buscar voceros más representativos.

“Por ejemplo, ayer la frase final de la entrevista de la premier [Mirtha Vásquez] fue, ‘yo soy una persona que va a luchar siempre por el derecho medioambiental y por los derechos humanos, y esas son las líneas principales de mi gestión’. Yo no he escuchado a Castillo jamás decir algo así”, declaró.

“Entonces, el resumen de eso, tú vas a cambiar tu estrategia y vas a abrirte más a los medios, si tienes algo que decir. Si no mantente, pues, o búscate voceros que sean más representativos que los que ha ido teniendo, en cuatro ejes sobre los cuales quieres conversar. Un buen entrevistado también sabe llevar una entrevista”, agregó.

Fue un chiste

Mauricio Saravia señaló, asimismo, que la entrevista que realizó el periodista Nicolás Lúcar “fue un chiste” y calificó de “desagradable el tour por Palacio de Gobierno”.

“He leído la entrevista con Hildebrandt, y haces bien en citar solo esto [lo que dijo Castillo en esa publicación], y olvidarnos de lo de Lúcar, porque fue un chiste. Fue una cosa muy desagradable el paseo, el tour por Palacio”, opinó.

La entrevista con Hildebrandt

Al referirse a la entrevista que realizó César Hildebrandt, Saravia consideró que el director del semanario Hildebrandt en sus trece “hizo un esfuerzo serio por no apabullar al presidente”.

“Leí la entrevista con Hildebrandt y me quedaron dos sensaciones: la primera, me dio la sensación de que, efectivamente, Hildebrandt hizo un esfuerzo serio por no apabullar al presidente. Recordemos lo que era Hildebrandt hace algunos años. Creo que Hildebrandt hizo un esfuerzo serio por ponerse al nivel de estar entrevistando a un presidente, pero las respuestas de Castillo son monosilábicas prácticamente”, aseveró.

Finalmente, comentó el diálogo que sostendrá el jefe de Estado con el periodista Fernando del Rincón, de la cadena internacional CNN en Español.

“Hay gente que se burla de arranque, porque saben que Castillo no es precisamente el presidente más locuaz y con más firmeza conceptual que hayamos tenido en algún momento, y disfrutan de eso. Yo no lo disfruto en lo mínimo. Yo sí creo que la desnudez argumental da pie a debilitar la imagen presidencial, pero es terriblemente peligrosa frente a la opinión pública. Otra vez el tema de imágenes”, estimó.

Más en Ideeleradio

Ver video