Juan José Quispe - Ideeleradio
Juan José Quispe - Ideeleradio

Podrían prescribir

Ideeleradio. – Las investigaciones en la Fiscalía de la Nación en contra la presidenta de la República, Dina Boluarte y el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola no han sido consideradas en el contexto de graves violaciones de derechos humanos, sostuvo el abogado del Instituto de Defensa Legal, Juan José Quispe, tras considerar que podrían prescribir en el tiempo.

“[La Fiscalía] los delitos de homicidio calificado y lesiones graves, no los ha considerado en el contexto de graves violaciones a los derechos humanos. Por tanto, la Fiscalía después de estos ocho meses lo que va hacer es pronunciarse; es decir, o archiva el caso como lo está pidiendo la defensa de Dina Boluarte y Alberto Otárola o formaliza el caso”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Sobre no considerar como graves violaciones a los derechos humanos, eso quiere decir, que la Fiscalía está investigando este caso como si estuviera investigando un delito común, como el hurto o robo y no está considerando las características especiales que rodean este caso. Un contexto de grave violación a los derechos humanos por la sistematicidad, por la forma como se ejecutó el empleo de armas por parte de los miembros de las fuerzas del orden”, manifestó.

En este sentido, el letrado advirtió que el caso contra la mandataria y su primer ministro podría prescribir como sucedió con el caso El Frontón.

“Eso significa qué estos delitos son considerados como comunes y al no considerarlos como de lesa humanidad o graves violación de derechos humanos, simplemente con el transcurso del tiempo, si se archivan tendríamos más o menos un paralelo como El Frontón, el cual podría prescribir en determinado momento, lo cual sería una burla para las víctimas”, refirió.

Se han perdido pruebas

En otro momento, el abogado del IDL lamentó que hasta el momento el Equipo Especial solamente haya identificado a un efectivo del Ejército como autor mediato en Ayacucho. Indicó que en estos ocho meses de investigación se han perdido un montón de pruebas que eran vitales para las investigaciones e identificar a los responsables.

“La Fiscalía de la Nación investiga a los aforados y el Equipo Especial a los presuntos actores directos. De todos los muertos y heridos en las protestas sociales, lamentablemente solamente se ha identificado en la región Ayacucho a un efectivo del Ejército peruano, Jimmy Alex Bengoa Bellota como el presunto autor mediato del asesino de dos jóvenes que participaban en las protestas y lo otro es que para los demás todavía no hay identificación. Lo cual es preocupante”, vaticinó.

“Se han perdido un montón de pruebas que eran vitales para que la investigación [sobre las personas fallecidas en las manifestaciones] sea un caso sólido. Por eso digo que está investigación ha sido con el píe cojo, porque lamentablemente eso se perdió y, se ha tenido que ir buscando a través de la buena voluntad de las autoridades tanto policiales y militares para que den la información y los planes operativos”, concluyó.

Más en Ideeleradio

Ver video