Diego García Sayán - Ideeleradio
Diego García Sayán - Ideeleradio

 

Prejuicios absurdos

Ideeleradio.- Que se haga en el Perú una revisión constitucional no me parece un pecado ni venial ni mortal, sino algo necesario a la luz de constataciones obvias, sostuvo el exministro de Justicia, Diego García-Sayán, tras considerar que ver este cambio como una tarea de corto plazo sería una falsa solución a las limitaciones de la Carta Magna.

“Lo primero que hay que hacer es desembarazarse de prejuicios absurdos que hay frente a este asunto [una reforma de la Constitución], y que se asuma que quien plantea una reforma constitucional se ubica en el lado de los revoltosos, de los que quieren desestabilizar el sistema y destruir el llamado modelo económico, que efectivamente, en algunos sentidos ha sido útil para establecer equilibrios fiscales en el país”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Que se haga una revisión constitucional en el Perú, en consecuencia, no me parece un pecado ni venial ni mortal, sino algo necesario a la luz de constataciones obvias. Es evidente que se requiere un fundamento constitucional más sólido para afirmar como parte de las obligaciones del Estado, la de garantizar derechos básicos que han estado abandonados, como el derecho a la salud o la educación”, expresó.

No es inmediato

No obstante, advirtió que no se puede pensar en un cambio inmediato de la Carta Magna. Indicó que plantearlo en el corto plazo podría ser una falsa respuesta a las justas demandas de la sociedad.

“[…] En este contexto ahora, de inmediato, pensar en cambiar la Constitución como una tarea de corto plazo, creo que sería una falsa solución a las limitaciones que la constitución puede tener, una falsa respuesta a las justas demandas de la sociedad por un Estado que está más cerca de derechos sociales básicos”, manifestó.

Reforma constitucional

En otro momento, el exministro estimó que en caso de darse el proceso de revisión constitucional debería hacerse con responsabilidad. Señaló que antes de pensar en una nueva Constitución se debería poner en agenda los grandes temas a ser reformados.

“Hay que manejar esto en varias etapas. ¿Qué pasaría si se convoca a una asamblea constituyente para que se elegida en paralelo a la elección del mes de abril?, ¿No creen acaso que nos que surgiría una asamblea con una composición muy parecida al Congreso que tenemos ahora? Eso es lo que salió el último proceso electoral, un proceso libre, democrático y transparente. De manera que podría ocurrir algo así”, advirtió.

“Entonces, más bien, lo que yo creo que tenemos que hacer seriamente, por responsabilidad, es sí hablar de reforma constitucional e ir poniendo los grandes temas que tienen que ser ajustados y revisados”, subrayó.

La campaña electoral

Consideró que la campaña electoral puede ser el momento perfecto para que se empiece a discutir cuáles pueden ser los temas a reformar.

“Creo que la campaña electoral, el proceso que ya arrancó, puede ser el momento perfecto para que se empiece a discutir cuáles pueden ser los planteamiento e ideas para una reforma constitucional, y que ello deje de ser un mito”, refirió.

Hizo hincapié en que no se puede caer en el mito de que cambiando el papelito se cambia la realidad. Enfatizó que se tiene que tener claridad sobre algunos principios y preceptos orientadores de la acción del Estado, sobre los cuales no se ha discutido.

“[…] Que sea esta campaña electoral, donde cada cual diga lo que le parezca. De manera que, más adelante el Congreso siguiente opte por una reforma parcial o el Congreso o el Gobierno diga que la cosa es tan grande que mejor hay que convocar a una asamblea constituyente, pero ”, apuntó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments