César San Martín - Ideeleradio - Foto: Ideeleradio
César San Martín - Ideeleradio - Foto: Ideeleradio

No están en función del juez

Ideeleradio.- No es un criterio sano para el Poder Judicial y para el sistema, decir que “todo debe estar en manos del juez Richard Concepción Carhuancho porque trabaja muy bien”, afirmó el juez supremo, César San Martín, tras considerar que los criterios que definen la competencia de la Sala Penal Nacional obedecen a un tema objetivo.

Fue al comentar la resolución administrativa del Poder Judicial que ordena que se trasladen los casos de corrupción de funcionarios, entre los que figura el caso Odebrecht, al Sistema Nacional Anticorrupción.

“[¿Hay quienes advierten que el doctor Carhuancho dejaría de ser el juez en todos estos casos que se están viendo?] En el fondo se está diciendo, ‘Carhuancho trabaja muy bien, y [de] los otros jueces no sé, y como él trabaja muy bien todo debe estar en manos de Carhuancho’, [pero] eso no es un criterio sano, que hace del Poder Judicial un sistema objetivo, me parece”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Sin embargo, no dejo de reconocer, y soy el principal defensor de su magnífica y valiente labor. Esto no me va a permitir obviar lo que es fundamental en materia de competencias que son objetivas y que no están en función del juez”, agregó.

La coherencia del sistema

El juez supremo dijo, además, que llama la atención que se hayan dictado medidas contradictorias respecto a algunos casos y que afectan el principio de igualdad y coherencia del sistema anticorrupción. A reglón seguido el magistrado hizo alusión al Decreto Legislativo 1342, dado en el marco de una delegación de facultades, en la parte referida a las competencias de la Sala Penal Nacional y el Sistema Nacional Anticorrupción

“Bajo una perspectiva jurídica no se debe individualizar los casos ni los jueces, porque nos puede llevar a un error de principio. Desde que se dictó la norma 1342 en enero del año pasado, las causas han venido siendo conocidas, y muchísimas han pasado como corresponde al subsistema especializado en delitos de corrupción, entonces el principio ya está expedido”, argumentó.

“Lo que llama la atención es que algunos casos pasaron y otros no pasaron, y hay decisiones que se dictaron contradictorias. Unos que se quedaron y otros que remitieron las causas. Como se entenderá esto es un problema que afecta el principio de igualdad y la coherencia del sistema”, explicó.

Más en Ideeleradio

Comments

comments