Carlos Rivera - Ideeleradio
Carlos Rivera - Ideeleradio

Ideeleradio.- Lo ocurrido con el expresidente Alejandro Toledo pone en evidencia que el modus operandi por parte de la empresa brasilera Odebrecht era vincularse con el jefe de Estado, afirmó Carlos Rivera Paz, director de Instituto de Defensa Legal (IDL).

“[…] Lo de Toledo nos pone en evidencia que el modus operandi de Odebrecht no era vincularse con el jefe o el presidente o integrante del comité de licitación, sino con el presidente de la República”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La forma tan temprana de los acuerdos, de las fechas que se tienen conocimiento con Toledo dan cuenta que rápidamente que Odebrecht ingresa a un esquema delictivo y tiene un terreno absolutamente fértil en el Poder Ejecutivo, en el presidente Toledo y en este entorno cercano a él”,  aseveró.

Los presidentes se quedan el mandato completo 

El abogado del IDL refirió que la decisión institucional de Odebrecht era vincularse con los jefes de Estado, porque eso les garantizaba una línea de permanencia y continuidad respecto a sus negocios delictivos.

“Si uno analiza la forma cómo se ha producido los mismos hechos delictivos por parte de Odebrecht en otros países, uno logra concluir de que el modus operandi, la decisión institucional es vincularse con los jefes de Estado, porque eso les garantiza una línea de permanencia, de continuidad, de desarrollo de una línea delictiva en un negocio concreto, sea por cuatro o cinco años”, comentó.

“Cosa que en el caso de funcionarios de menor nivel, inclusive estoy hablando de un viceministro, no tiene esa garantía. Los viceministros están sujetos a la confianza que pueda tener el presidente de la República con el ministro u otro tipo razones. El presidente se queda el mandato completo”, explicó.

 

Comments

comments