Por: Red Ama Llulla

Durante una entrevista, el congresista Hernando Guerra García descartó que su partido, Fuerza Popular, haya actuado en contra de la reforma del transporte. Al ser cuestionado específicamente por la ley que formalizó el transporte interprovincial de taxis colectivos, el congresista afirmó: “[La ley para formalizar a los colectiveros] fue una propuesta del Congreso pasado. Nosotros no participamos de ella”. Luego de revisar los antecedentes oficiales sobre el tema, Ama Llulla concluye que este dato es engañoso.

El congresista hizo esta afirmación en respuesta a un cuestionamiento que aludía a las recientes revelaciones periodísticas sobre el empadronamiento de sujetos con antecedentes policiales y penales que intentan formalizarse como colectiveros al amparo de esta ley. Minutos antes se le había consultado si su bancada se iba a comprometer con la reforma con el mismo énfasis que había mostrado para la censura del entonces ministro de Transportes, Juan Silva, acusado de favorecer justamente a gremios ilegales del sector. 

La declaración literal de Guerra García figura en la siguiente transcripción.

RPP: No olvidemos que del seno del Congreso de la República sale esta ley para formalizar a los colectiveros, y luego este fin de semana vemos cómo es que hay una lista de delincuentes que conforman este padrón, que en un futuro cercano podrían hacer colectivo de manera formal. Esto nace del Congreso de la República y, sin duda, es un retroceso. ¿Qué cosa piensa hacer el Congreso para motivar que vayamos a un transporte digno, decente, sin conductores ranqueados?

Hernando Guerra García: Bueno, esa fue una propuesta en el Congreso pasado, nosotros no participamos de ella.

La norma a la que se hizo referencia durante la entrevista es la Ley N.º 31096, que precisa los alcances de la Ley N.º 28972, sobre la formalización del transporte terrestre de pasajeros en automóviles colectivos. 

El origen de la Ley N.º 3109 se retrotrae hasta la primera legislatura del Congreso correspondiente al periodo 2016-2019, cuando la bancada de Fuerza Popular presentó un proyecto para legalizar la circulación de taxis colectivos a nivel nacional. 

La propuesta de la bancada fujimorista estuvo respaldada por los parlamentarios Betty Ananculí, Luis Galarreta, Karina Beteta Rubín, Octavio Salazar Miranda, Gladys Andrade, Alejandra Aramayo, Sonia Echevarría, Modesto Figueroa, Marita Herrera, Israel Tito Lazo, Mario Mantilla, Lizbeth Robles, como consta en el expediente virtual del Congreso. 

A dicho proyecto se sumaron otras siete iniciativas de ley de congresistas que entonces pertenecían a Fuerza Popular y también de miembros de otras bancadas, como Acción Popular. 

En junio del 2017, tras la acumulación y debate de estos proyectos de ley en la Comisión de Transportes y Comunicaciones, el grupo de trabajo aprobó un dictamen que sugería legalizar el transporte interprovincial de los taxis colectivos. 

La aprobación de la propuesta tuvo un apoyo mayoritario de once parlamentarios de Fuerza Popular, entre los que estuvieron Giullermo Bocangel Weydert, Eloy Narváez Soto, Moisés Mamani, Guillermo Martorell, Karla Schaefer, Roy Ventura Angel, Lucio Ávila, Joaquín Dipas, Bienvenido Ramírez, Segundo Tapia y Armando Villanueva.

En diciembre del 2017, casi seis meses después de la aprobación del dictamen, la norma llegó a ser debatida y aprobada en el Pleno del Congreso con 53 votos a favor. De ese total, 42 votos provinieron de Fuerza Popular, partido del congresista Guerra García.

El resto de votos a favor provino de parlamentarios de las bancadas de Peruanos por el Kambio, APRA, Frente Amplio por Justicia Vida y Libertad, Acción Popular y Alianza para el Progreso. 

La segunda votación de la ley en el Pleno quedó pendiente, pese a la insistencia de varios congresistas, en particular algunos integrantes de Fuerza Popular, quienes, a lo largo de 2018 y 2019, solicitaron que se priorice en el Parlamento. Entre quienes hicieron este pedido estuvieron los parlamentarios fujimoristas Karina Beteta, Marita Herrera Arévalo, Wuilian Monterola, Justiano Apaza, Joaquin Dipas, Guillermo Bocángel, entre otros. 

En mayo del 2020, dos años después de su primera votación, el nuevo Congreso elegido para el periodo suplementario 2020-2021 volvió a poner en agenda la formalización del transporte de colectivos.

Se retomaron los proyectos de ley propuestos por la bancada de Fuerza Popular y sus excongresistas, y -tras excluir a Lima y Callao de las zonas donde podrían circular los colectivos- el Pleno del Congreso aprobó la ley con 115 votos. 

De acuerdo a la transmisión de la sesión virtual de dicho Pleno y los detalles del Diario de Debates del Congreso, casi todos los miembros de Fuerza Popular respaldaron la formalización del transporte colectivo en automóviles. Estos parlamentarios fueron Gilbert Alonso, Rita Ayasta, Mártires Lisana, Carlos Mesía, Marcos Pichilingue, Diethell Columbus, Isaías Pineda, María Silupú, Erwin Tito, Gilmer Trujillo, Valeria Valer, Widman Vigo, Miguel Vivanco y Edward Zárate. 

La única integrante de la bancada que se opuso fue Martha Chávez, como consta en el registro del diario de debates del Parlamento.

Esta modificación de la normativa de transporte fue aprobada a pesar de las opiniones en contra del Ministerio de Transportes y otras entidades del sector. Por ello, el Ejecutivo observó la ley y esta retornó a la Comisión de Transportes, conforme lo establece el Reglamento del Congreso. 

Dicho grupo de trabajo, integrado también por congresistas de Fuerza Popular, descartó en su totalidad las sugerencias del Ejecutivo e insistió en aprobar la ley. La decisión fue tomada por unanimidad por Simeón Hurtado, Alencastre Miranda, Acate Coronel, Arapa Roque, Ayasta de Díaz (Fuerza Popular), Bartolo Romero, Benavides Gavidia, Gupioc Ríos, Gutarra Ramos, Lizana Santos (Fuerza Popular), Rivera Guerra y Huamán Champi.

En detalle, la propuesta fue impulsada por diversas bancadas como Fuerza Popular, Acción Popular, Frepap, Alianza para el Progreso, Somos Perú y Unión por el Perú. Los parlamentarios de Fuerza Popular que votaron a favor de la insistencia en la comisión de transportes fueron Mártires Lizana Santos y Rita Ayasta de Díaz. 

Finalmente, en diciembre del 2020, ante el Pleno del Congreso, la ley fue aprobada con 81 votos a favor. De los 15 integrantes de la bancada de Fuerza Popular que estuvieron presentes, 11 respaldaron esta ley, siendo ellos: Alonzo Fernández, Ayasta de Diaz, Lizana Santos, Mesía Ramírez, Pinedo Achaca, Silupú Inga, Trujillo Zegarra, Vigo Gutiérrez, Vivanco Reyes y Zárate Antón. 

Una minoría de la bancada de Guerra García votó en contra (Martha Chávez y Diethell Columbus) o se abstuvo (Valeria Valer Collado y Pichilingue Gómez). 

En resumen, si bien es cierto que la ley de para formalización del transporte en automóviles colectivos fue aprobada en el periodo parlamentario anterior, la bancada de Fuerza Popular tuvo una participación activa a lo largo de todas las etapas del procedimiento parlamentario que consiguió la aprobación: desde la presentación de un primer proyecto de ley para formalizar el transporte colectivo, luego en los votos que permitieron aprobar el primer dictamen en la comisión respectiva, más adelante en las dos votaciones en el pleno (diciembre del 2017 y mayo del 2020), y finalmente en la aprobación por insistencia que dejó de lado la observación planteada por el Ejecutivo. 

Este medio le solicitó al congresista Guerra García precisiones sobre su afirmación a través de su cuenta oficial de Twitter. Pero, hasta el cierre de edición, el congresista no respondió.

En función a lo expuesto, Ama Llulla concluye que la afirmación del congresista Hernando Guerra García de que Fuerza Popular no participó en la aprobación de ley que formalizó el transporte de colectivos es engañosa.