Por: Red Ama Llulla

Durante una entrevista, el congresista Ernesto Bustamante defendió que los parlamentarios de Lima cobren gastos de instalación, con el argumento de que son necesarios para instalar una oficina en casa. Como parte de su explicación, Bustamante aseguró lo siguiente: “No se puede ni devolver ni se puede pedir que me lo rebajen, eso es lo que se paga”. Luego de revisar la normativa vigente y los antecedentes del caso, Ama Llulla concluye que esto es falso. 

La declaración de Bustamante se dio en el siguiente diálogo:

Periodista: ¿Usted cobró gastos de instalación?
Ernesto Bustamante: Sí, yo cobre gastos de instalación, porque para mí la instalación requería instaurar una oficina virtual en casa. […]
Periodista: ¿Eso demanda la cantidad de dinero que cobran por gastos de instalación? ¿Cuánto cobran ustedes, 15.600 no?
Ernesto Bustamante: Es que eso es lo que se paga, no se puede ni devolver ni pedir que se rebaje.

En primer lugar, no es cierto que los congresistas del período 2021-2026 no puedan evitar realizar el cobro del bono de instalación, como indica Bustamante. De hecho, la actual Mesa Directiva del Congreso aprobó en su primera sesión del 2 de agosto del 2021 que el depósito de este bono se realice solo ante el pedido escrito de los parlamentarios.

Así consta en el Acuerdo N° 006-2021-2022/MESA-CR donde se indica que: los gastos de instalación, equivalente una remuneración mensual, […] sólo se abonará […] a los congresistas que lo soliciten por escrito ante la Oficialía Mayor, dentro de los 30 (treinta) días calendario de emitido el presente acuerdo”. 

Acuerdo N° 006-2021-2022MESA-CR - Fuente: Congreso
Acuerdo N° 006-2021-2022/MESA-CR – Fuente: Congreso

En segundo lugar, existen por lo menos, 10 antecedentes de parlamentarios que renunciaron a cobrar el bono de instalación, o incluso lo devolvieron.

Uno de los casos más recientes es el de la exparlamentaria Rocío Silva Santisteban, quien, tras haber destinado el monto a una donación, gestionó la devolución del mismo luego de que un informe técnico de la Oficina del Área Legal del Congreso concluyó que, según la normativa vigente, el dinero asignado para este concepto no podía ser donado porque constituiría malversación de fondos.

Para subsanar el hecho, Silva Santisteban solicitó a la Oficialía Mayor del Congreso que se descontara de su remuneración básica el dinero asignado por el bono de instalación. El dinero fue descontado en dos partes, como consta en la boleta de pago del mes de agosto del 2020, bajo el concepto de devolución al tesoro público.

En el mismo periodo, dos congresistas del Frepap, María Teresa Céspedes y Wilmer Cayllahua, también realizaron la devolución del bono de instalación, como dieron a conocer medios locales en agosto de 2020. 

Además, desde el año 2016, por lo menos 10 congresistas de Lima y Callao han presentado escritos ante la Oficialía del Congreso para renunciar a dicho bono.

Los casos más recientes, del periodo 2021 corresponden, por ejemplo, a los parlamentarios Susel Paredes, Flor Pablo, María Del Carmen Alva quienes hicieron llegar previamente su carta renunciando a cobrar el bono para instalarse en Lima.

Y en legislaturas anteriores, también renunciaron al bono de instalación los entonces congresistas Daniel Urresti, Aron Espinoza, Robinson Gupioc, José Luis Luna Morales, Alberto De Belaunde, Renán Espinoza, Janet Sánchez Alva, Gino Costa, entre otros. 

Consultado para esta verificación, el exoficial mayor del Congreso, José Elice, explicó que, si bien no existe una normativa que regule la devolución del dinero pagado por bono de instalación, ya forma parte de la práctica parlamentaria que algunos decidan no cobrarlo.

“El congresista que desee [puede renunciar]. Claro, no hay una precisión, No hay una regla, pero el congresista puede hacerlo porque ya es una costumbre. Y quien esté cobrando el bono, no está incumpliendo la ley”, dijo.

Por su parte, los excongresistas Rocío Silva Santisteban y Alberto De Belaunde precisaron que el procedimiento que realizaron para no cobrar el bono de instalación se limitó a enviar su pedido por escrito a Oficialía Mayor, y no se requirió de mayor trámite.

Al solicitarle precisiones sobre la base de su afirmación, el congresista Ernesto Bustamante indicó a la red Ama Llulla que se basó en información proporcionada por exparlamentarios e insistió en que es imposible renunciar a dicho bono.

“Yo me he basado simplemente en lo que comentaron en su momento, porque este bono se pagó a principios de agosto. [Y] no se puede renunciar, es lo que me dijeron, porque es un derecho. Yo no soy abogado y no he pedido un informe jurídico para cobrar un bono”. 

Con relación al acuerdo de la Mesa Directiva del Congreso, Bustamante reconoció que el bono debía ser solicitado al Congreso, aunque insistió en que de igual forma se les realiza el pago a los parlamentarios.  

“Bueno, [es] lo que me dijeron. Esto del tema del bono de instalación nunca fue claro. Aparentemente, todos van a cobrar el bono de instalación así no lo quieran, al final de cuentas cuando termina tu periodo parlamentario te lo pagan”, añadió, con base a dichos según explicó.

Sin embargo, como hemos indicado, según la normativa congresal para esta legislatura, solo se entregarán los bonos de instalación a quienes lo soliciten y así también lo confirmó el área de Comunicaciones del Parlamento.   

En función a lo expuesto, Ama Llulla concluye que la afirmación del congresista Ernesto Bustamante, acerca de que no se puede devolver el dinero asignado a los congresistas por gastos de instalación, es falsa. 

Comments

comments