Javier Torres - Ideeleradio
Javier Torres - Ideeleradio

Ideeleradio.- Las declaraciones de Kenji Fujimori en torno a la huelga magisterial y sus ofrecimientos como mediador revelan la tensión que existe al interior del fujimorismo, afirmó el analista Javier Torres.

“Diría que Alberto Fujimori, siempre tuvo dos caras. Una cara muy liberal en algunos temas, en  planificación era súper liberal, pero también tenía una cara populista. Ahora estas dos caras, las tenemos expresadas en sus dos hijos, Kenji juega al policía bueno y Keiko al policía malo, desde mi perspectiva, desde otra podría ser al revés”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Pero creo que, finalmente, expresan una tensión, que sí existe en el fujimorismo en este momento”, anotó.

El analista  por otro lado consideró que la lideresa de Fuerza Popular Keiko Fujimori  expresa una posición que responde a un electorado, que es muy conservador.

“Uno dice que Keiko no está pensando al 2021, pero hay quienes la apoyaron en el 2016, y está respondiendo a su electorado.  Hay un electorado muy conservador, en el que se ha sostenido Keiko Fujimori. Creo que esa ola es fuerte e invade todo y además  se combina con varios temas, como lo que acabamos de vivir con el caso del Lugar de la Memoria”, anotó.

Manifestó que el proyecto fujimorista es conservador y que Kenji Fujimori hace gesto para hablar a una tribuna que no ha podido llegar o no quieren perder.

“Kenji hace esos gestos para hablarle a otra tribuna, que los fujimoristas no quieren perder o no llegan , levantando algunos viejos temas de su padre como el tema de la cosecha o esta lógica de entenderse con el maestro”, explicó.

Más en Ideeleradio

Comments

comments