Stuardo Ralón Orellana (Foto: Ideeleradio)
Stuardo Ralón Orellana (Foto: Ideeleradio)

 

¿Hacia donde vamos?

Ideeleradio.- Había una resolución que indicaba que no podía seguirse con el proceso de elección de magistrados del Tribunal Constitucional (TC), pero el Congreso del Perú insistió con el proceso y desobedeció abiertamente un orden judicial, sostuvo el relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el Perú, Stuardo Ralón

“Nosotros nos hemos pronunciando indicando que, obviamente, no es dentro del respeto a la normativa interna y también la garantía de la independencia judicial para operadores de justicia y el debido proceso para elegir un magistrado el hecho de llamar a una desobediencia o un desacato de una orden judicial, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Acá teníamos una orden judicial que indicaba que no podía seguirse con el proceso de elección [del TC] que estaba convocado por parte de la asamblea [Pleno del Congreso] y, aun así —según la información que nosotros obtuvimos— se llevaron a cabo las sesiones, se hicieron los intentos de votación, no resultó electa ninguna persona por no llegar a los votos, pero se desobedeció abiertamente una orden judicial”, anotó.

Ralón Orellana comentó, además, que esta decisión del Parlamento se da en un contexto en el que hay sectores que no quieren respetar la voluntad popular. Indicó que ambos escenarios nos llevarían a una situación de no respeto a los derechos humanos.

“Si no se obedecen las órdenes judiciales, si no se está pretendiendo reconocer una voluntad en las urnas, si no se quieren escuchar voces disidentes ¿hacia donde vamos? No necesariamente vamos en una situación de una cultura de respeto a los derechos humanos, de un respeto a la institucionalidad, sino pareciera ser en el sentido completamente contrario”, detalló.

Como se recuerda, la resolución judicial del Tercer Juzgado Constitucional Transitorio de Lima dispuso la suspensión del proceso de elección de miembros del TC.

Debido proceso

El miembro de la CIDH consideró, del mismo modo, que se espera que las investigaciones de la Fiscalía se lleven a cabo con respeto al debido proceso.

“Entiendo que la fiscal de la Nación inició investigaciones por esa desobediencia y esperamos que esas investigaciones se puedan realizar con independencia, con objetividad y en respeto al debido proceso”, subrayó.

Cabe recordar que el Ministerio Público decidió iniciar indagaciones preliminares contra los congresistas que no acataron la disposición del Poder Judicial para que se suspenda la votación referida a la elección de miembros del Tribunal Constitucional.

Rechazan hostigamientos

En otro momento, el relator de la CIDH para el Perú condenó los hostigamientos mediáticos a las autoridades electorales y contra periodistas, en el contexto de la segunda vuelta electoral.

“Los hostigamientos mediáticos, los discursos de odio son completamente contrarios a la libertad de expresión. Es más, los hostigamientos mediáticos y los discursos de odio lo que tratan es de silenciar las voces disidentes, de acallar un legítimo ejercicio de una libertad de expresión que puede ser plural en todo momento, no necesariamente el mismo punto de vista. En un ejercicio legítimo libertad de expresión tiene que haber la tolerancia de poder escuchar las propuestas y las ideas que son contrarias”, afirmó.

Ralón Orellana advirtió que los discursos de odio cuando son persistentes ponen en riesgo la independencia de las instituciones, pues pretenden anular la esfera de autonomía y de libertad de una persona o funcionario para poder actuar.

“Cuando los discursos de odio son persistentes, generan un ambiente de riesgo a la independencia de actuar de ciertos poderes eventualmente. Cuando se hostiga a un funcionario judicial, cuando se hace algún llamado muy particular y concreto, pretendiendo generar rechazo o repudio a una persona, se convierten en mecanismos de estigmatización, en mecanismos que pretenden anular la esfera de autonomía y de libertad de una persona o funcionario para poder actuar. Es por en ello, que en la CIDH los condenamos”, puntualizó.

Libertad de expresión

Finalmente, el comisionado añadió que cuando en una sociedad se pone en riesgo la libertad de expresión generalmente se van perdiendo otras libertades.

“Recordemos que en una sociedad cuando se pierde la libertad de expresión generalmente se van perdiendo otras libertades, es por ello que es absolutamente grave que se den este tipo de conductas”, acotó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments