Sinesio López - Ideeleradio
Sinesio López - Ideeleradio

 

Emboscadas

Ideeleradio.- El fujimorismo utiliza la guerra de baja intensidad como su forma de hacer política, sostuvo el sociólogo Sinesio López Jiménez, al ser consultado por la denuncia formulada por el legislador Edwin Donayre (Alianza para el Progreso), respecto a una supuesta apología del terrorismo desde el Lugar de la Memoria.

“[¿Qué le parece toda la polémica por el Lugar de la Memoria?] Lo que yo creo es que el fujimorismo y la ultraderecha no hacen política, sino hacen una guerra de baja intensidad y eso es más o menos su forma de actuar. [Ellos] no tienen un discurso político, no tienen un proyecto político, lo único que pueden hacer es una guerra de baja intensidad”, declaró de No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La guerra de baja intensidad supone que la política es como la guerra y se hace la guerra, por lo que la emboscada es una de las formas de hacer esa guerra de baja intensidad y digamos que hay diversas maneras propias de la guerra que se están expresando, por ejemplo, lo de Moisés Mamani, lo de Edwin Donayre son emboscadas, son formas de esta manera de concebir la política. La política no es pensada desde la guerra, sino como guerra”, subrayó.

En ese sentido, el sociólogo puso como ejemplo la posición que ha tenido el fujimorismo frente a los sentenciados por terrorismo que, habiendo cumplido su condena, salieron en libertad.

“Ellos mismos decían que habían derrotado el terrorismo y, sin embargo, para ellos la guerra sigue, un terrorista ha sido condenado, sale después de 25 años y quieren que siga preso, ¿por qué?, porque siguen con la guerra”, enfatizó.

Fujimorismo reaccionario

En otro momento, López Jiménez acusó al fujimorismo de tener un pensamiento reaccionario en la forma de hacer política. Y señaló que en campo social se mueve con el pensamiento conservador.

“El fujimorismo tiene un pensamiento reaccionario en la forma de hacer política. El fujimorismo ha encontrado en esta manera de hacer política un negocio, es la forma de sobrevivir, le rinde dividendos y de esa manera tienen a la izquierda a la defensiva. Esa es la manera que están sobreviviendo en los medios de ultraderecha y en la política, porque en esa guerra de baja intensidad ellos son los salvadores y el otro son los que hay que aplastar”, detalló.

“Yo diría que, además, del pensamiento reaccionario en el campo de la política en el que se mueve el fujimorismo y la ultraderecha en el campo de la sociedad se mueven con un pensamiento conservador o ultraconservador. Es decir, esto de la ‘ideología de género’, lo de ‘con mis hijos no te metas’ o ‘defensa de la vida’, todo eso es pensamiento conservador o ultraconservador”, acotó.

El fujimorismo y lo totalitario

Finalmente, señaló que el fujimorismo busca acusar a todo aquel que se le oponga de “terrorista” como lo hizo en los años noventa. Fue al referirse a la propuesta de varios congresistas de Fuerza Popular para que se forme una comisión investigadora respecto a la denuncia de una supuesta apología al terrorismo en el Lugar de la Memoria (LUM).

“[¿En los noventa el que se oponía al fujimorismo era senderista, esa práctica o ese modo de pensar hoy día está reivindicando el fujimorismo?] Sin duda, yo creo que viene con mucho más fuerza el actuar del fujimorismo de los noventa para acá, la senderización de la política por un lado y la magalización [enfoque de espectáculo] de la política”, declaró.

“Yo diría que con esos elementos reaccionarios en la política y conservadores en lo social, el camino que vamos a recorrer es un camino hacia lo totalitario hacia la inviabilidad de la democracia. En la práctica no vamos a poder construir un camino democrático en este país”, declaró.

Más en Ideeleradio