Samuel Rotta - Ideeleradio
Samuel Rotta - Ideeleradio

 

Letra muerta

Ideeleradio.- Sería importante darle un fortalecimiento real y efectivo a la Secretaría de Integridad Pública, porque las disposiciones en materia de ética para los funcionarios públicos son “letra muerta”, aseveró Samuel Rotta, director ejecutivo de Proética.

“Tenemos prohibiciones en el Código de Ética de los Funcionarios Públicos de que no haya intereses en conflicto y eso es una prohibición. Además, tenemos la obligación de actuar con transparencia, pero esto fue violado con el tema de las vacunas. Tenemos el deber de actuar con veracidad, pero se mintió. En buena cuenta, lo que eso nos dice es que estas disposiciones son, pues, letra muerta y es momento de hacer un cambio”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“¿Por dónde iría ese cambio? Nos parece que sería importante darle una mayor relevancia, un fortalecimiento real y efectivo de lo que tenemos ahora, que es la Secretaría de Integridad Pública, que ahora es una oficina dentro de la PCM, que tiene que coordinar con otras oficinas. Démosle un mayor nivel y peso, pero exijámosle a la Secretaría un mayor protagonismo acompañando las negociaciones”, agregó.

Como se recuerda, la Secretaría de Integridad Pública es “el órgano de la Presidencia del Consejo de Ministros que ejerce la rectoría de la Política Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción”.

Integridad concurrente

Refirió, en ese sentido, que tenemos que proteger las negociaciones que están en curso con los diversos laboratorios que traen el vacuna contra la COVID-19. Sostuvo que no debemos aceptar contratos con mancha y que debe haber negociaciones con integridad concurrente.

“Hay que aprovechar que tenemos negociaciones en curso y una forma de protegerlas es meterle este componente de integridad pública desde el lado por lo menos del Estado peruano, exigiéndoles a los laboratorios que sus provisiones de integridad las cumplan. Todos tienen su código de ética, pero en algunos casos lo han pasado por alto”, indicó.

“Me parece que, si llevan adelante negociaciones con integridad concurrente, no habría mayores problemas y si surge una alerta no debemos aceptar contratos con manchas. Me parece que hay que invertir, aunque sea que perdamos un par de días en solucionar los problemas que puedan aparecer a tener que revisar o resolver un contrato por problemas de corrupción”, argumentó.

Más presupuesto

Rotta Castilla consideró que debemos elevar el nivel la Secretaría de Integridad Pública y dotarla del presupuesto necesario para que pueda actuar.

“Si estamos de acuerdo que la ética pública o la integridad es un déficit y pone en riesgo la eficiencia de los procesos de gestión pública, entonces levantemos el nivel a esta oficina, dotémosle de presupuesto. Esta oficina tiene un presupuesto, si no me equivoco, menor al 0.01% de la PCM del presupuesto anual y es bien difícil hacer las cosas en esas condiciones”, aseveró.

“Entonces, démosle más presupuesto, démosle un nivel más alto y exijámosle más cosas. Que sea un ente rector en materia de integridad por lo menos en el ámbito del Ejecutivo y efectivamente se asegure que el Código de Ética se está cumpliendo en toda su extensión por lo menos en los ministerios”, puntualizó.

Más en Ideeleradio


Ver video

Comments

comments