Rolando Luque - Ideeleradio
Rolando Luque - Ideeleradio

 

Muchos tropiezos

Ideeleradio.- El gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) no tiene una política definida ni articulada para prevenir y monitorear los conflictos sociales ni gestionar el trabajo de campo en el territorio nacional, sostuvo Rolando Luque, exjefe de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS).

“Una política definida en la que uno pueda observar que los actores estatales trabajan de manera articulada, que hay herramientas compartidas por todos los ministerios, que se tiene un sistema de monitoreo vinculado con todas las agencias del Estado, de modo que la información fluya de manera constante, y equipos multidisciplinarios desplazados en el campo para ocupar el territorio nacional, eso no lo tenemos de manera suficiente”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Lo que hemos tenido, desde el año 2006, en el Ejecutivo son avances importantes en algunos casos. Con la creación de la Oficina de Dialogo y Sostenibilidad se dio un paso muy importante, se organizó mejor al Estado, sin embargo, ha habido muchos tropiezos en el camino”, dijo.

El cortoplacismo

Recordó que hubo algunas discrepancias entre la Oficina de Dialogo y la Defensoría, respecto del número de conflictos, la definición de conflicto y la manera de intervenir, pero aclaró que nada eso obstaculizó la relación de colaboración.

“Lo que más afecta al Estado peruano es el cortoplacismo. Hay una relación muy cercana entre el tiempo de vida de un ministro o funcionario y la ejecución de las políticas, están muy asociadas a su imagen, su estabilidad laboral o a su perfil, pero es afectar [las políticas]”, señaló.

Más en Ideeleradio

Un sistema de prevención

Recordó que presentó un proyecto de ley para tener un sistema de prevención y gestión de conflictos sociales, incluso a nivel legal, porque se necesita de una autoridad con peso político y con influencia en los sectores ministeriales que tomaban las decisiones.

Precisó que son los órganos de línea, como el ministro, viceministro y directores, los que deciden en torno a una demanda planteadas por la población, y que las oficinas de diálogo no resuelven ni toman decisiones sobre ese particular.

“[Las oficinas de diálogo] no tienen los hilos sobre las decisiones que, al final, se toman; y muchas veces, incluso, los órganos de línea perturban el trabajo de la oficina de conflictos”, precisó.

Comments

comments