Kenji Fujimori - Foto- Congreso
Kenji Fujimori - Foto- Congreso

Ideeleradio.-  Plantearé que el caso del congresista Kenji Fujimori,  cuestionado por haber hecho entrega de regalos durante su visita a un colegio de la provincia de Tinta (Cusco) en la semana de representación parlamentaria, se vea ante la Comisión de Ética, anunció el legislador Richard Arce (Frente Amplio).

“[¿Van a ver el caso de Kenji?] Todavía no. Yo lo voy plantear definitivamente. […] Voy a exponerlo, quiero escuchar cuál es la posición antes de poner una denuncia. Tengo entendido que no hay una denuncia, pero se puede hacer la denuncia de oficio”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Se puede hacer la denuncia de oficio ante una publicación en un medio periodístico, la Comisión de ética puede actuar, pero esa forma de hacer clientelaje político [es cuestionable]”

El legislador señaló que la semana de representación es muy importante, pero advirtió que es cuestionable el clientelaje político y la búsqueda de aceptación popular a través de regalos.

“El fujimorismo trata de deslindar con el pasado, pero vuelven a las viejas prácticas. El clientelaje político hace perder el autoestima de las personas, pero estar buscando aceptación por medio de regalos está prohibido como candidato”, refirió.

Fujimorismo: la dictadura de la mayoría

En otro momento, invocó al fujimorismo a actuar objetivamente y en función al interés colectivo y no de los allegados a Fuerza Popular, o de lo contrario -advirtió- podría haber repercusiones políticas para dicha bancada. Remarcó que si hay una falta ética, el legislador implicado debe ser sancionado y no pasar por el análisis parcializado de “la dictadura de la mayoría”.

“Si esto es así, se tiene que cambiar. Tenemos que cuidar mucho la imagen y actuar objetivamente en función del Código de Ética Parlamentaria, que no sirva de persecución política, pero tampoco para proteger a allegados a personas que sean muy cercanas. Si hay una falta ética, se tiene que sancionar tal y como lo estipula el código”, refirió.

“Ese tipo de acciones al final tiene un costo político, y definitivamente [le puede terminar pasando la factura] yo le llamo la dictadura de la mayoría. Ellos tienen que actuar objetivamente, sobre todo en temas de interés nacional, ahí tiene que primar el interés colectivo”, declaró.

Esta tarde, con el voto dirimente del presidente de dicho grupo, Segundo Tapia (Fuerza Popular), la Comisión de Ética del Congreso decidió no investigar a la fujimorista Betty Ananculí, cuestionada por presuntamente haber mentido en su hoja de vida. Dicho grupo de trabajo sí abrió investigación a la congresista fujimorista Yesenia Ponce, quien es acusada de interrumpir a una sesión del Consejo Regional de Áncash.

La Secretaría Técnica

Finalmente, el legislador se refirió al informe de La República, medio que informó en que la Comisión de Ética se “gestionaban trámites” para evitar una investigación contra la fujimorista Betty Ananculí, de acuerdo a un informe de la Secretaría Técnica.

“Es grave y estaría transgrediendo nuestra capacidad de los congresistas que forman parte de la Comisión de Ética. […] Tiene que haber coherencia y lógica, vamos a tener que cuestionar la secretaría técnica, porque ha habido un cambio en la opinión técnica. Definitivamente, si es que no se está actuando [se puede plantear un cambio]”, señaló.

 

Comments

comments