Keiko Fujimori - Alberto Fujimori - Ideeleradio
Keiko Fujimori - Alberto Fujimori - Ideeleradio - Foto: Facebook

Un líder que duda

Ideeleradio.- Keiko Fujimori, como personaje político, no está muy convencida de que puede derrotar a sus adversarios ni de querer llegar a ser presidenta, y por eso me atrevería a decir, sin afanes pitonisos, que nunca va a llegar a ser jefa del Estado, sostuvo el psicoanalista Eugenio Calmet.

Fue al considerar que la lideresa de Fuerza Popular tiene un temor interno y piensa que solo su padre, Alberto Fujimori, puede llegar a asumir un cargo de ese tipo.

“Me atrevería a decir, sin afanes pitonisos, que Keiko nunca va a llegar a ser presidenta, tiene algo dentro de su cabeza que la limita a tener esa vocación al poder, porque para eso hay que tener una convicción. Y el líder que duda, no sabe que está ahí, no sabe si tomar el poder. Es como si estuviera sumisa a la lógica de [que] solo su padre puede haber sido presidente”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Una cosa es convencer [al electorado] y otra es convencerse, que ella se convenza de que puede llegar a ser presidenta, porque no se convence, esa es la sensación que tengo yo, que no puede derrotar a esa imagen del padre, y hoy día Kenji, que está muy bien asesorado políticamente, está revirtiendo esa situación progresivamente”, argumentó.

Perdió ante Humala y PPK

El psicoanalista dijo que hay algo interno que le impide a Keiko Fujimori convencerse de que puede llegar a la Presidencia. Recordó que la lideresa fue derrotada en dos ocasiones distintas, por Ollanta Humala, quien es una persona “sumamente parca” y Pedro Pablo Kuczynski (PPK), quien es un político “que no tiene labia”.

“Humala es una persona que tiene una incapacidad de comunicación, y Pedro Pablo Kuczynski es un sujeto técnico, muy bueno en su campo, pero políticamente muy limitado también. Y, sin embargo, en las dos ocasiones, la mala actitud de Keiko en manejar su campaña, la ha llevado a perder”, refirió.

“Keiko ha tenido dos oportunidades, los rivales no eran de mucha habilidad política. […] Es decir que parecería que hay un fantasma que no le deja (acuérdense del ‘ser o no ser’ de Hamlet) ser o no ser presidenta, pero además tiene como un temor interno, como que no está convencida de derrotar a estos dos candidatos, que eran bien ‘derrotables’, acotó.

Tiene un temor

El especialista subrayó que no está haciendo un análisis personal, sino refiriéndose a  Keiko Fujimori, como personaje político. Remarcó que parecería que Keiko tiene un temor y una dificultad para entrar en la lógica de Hamlet, de dejar de lado simbólica o metafóricamente al padre y acceder a la Presidencia.

“Me parece bien interesante pensar el tema no tanto en relación a PPK, a mí me parece que más que PPK ganó la elección —que de hecho la ganó—, Keiko perdió la elección. Si recuerdas el último debate, Keiko tenía un porcentaje sustancialmente mayor a PPK, entró al debate en donde se define el tema por muy pocos votos, absolutamente amarga”, aseveró.

“Lo que uno vio no fue a una Keiko condescendiente, femenina, buena que la hubiera llevado a la Presidencia, sin lugar a dudas. Si uno ve a una persona amarga, insultando a PPK, ¿qué cosa estaba haciendo? Si estaba ganando, deja que el otro lo insulte y si se victimizaba, hubiera ganado, pero siempre tiene un temor. No llega. Es como si tuviera algo dentro de ella políticamente que no le deja asumir la Presidencia”, subrayó.

Comments

comments