Walter Albán - Ideeleradio
Walter Albán - Ideeleradio

La independencia del contralor

Ideeleradio.- Se necesita nombrar un nuevo contralor de la República con absoluta independencia, que no esté bajo el vaivén político y que se enfoque en su trabajo, afirmó el director ejecutivo de Proética, Walter Albán Peralta, al comentar la remoción de Edgar Alarcón por parte del Congreso.

“Yo creo que la experiencia tan negativa que hemos tenido con este señor Alarcón puede abrir la oportunidad de reconocer la importancia de la independencia en el cargo. En esto habría que llegar a este acuerdo [respecto al nuevo contralor]”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Debe nombrarse a] alguien en quien ninguno de los sectores pueda desconfiar frente a su absoluta independencia y que va a realizar un manejo técnico, de una institución que no puede estar en el vaivén político y que tiene que enfocarse en lo suyo”, manifestó.

Mecanismo para su nombramiento

Albán Peralta sostuvo que el mecanismo que ha previsto la Constitución para su nombramiento en base a la propuesta del Ejecutivo, le parece acertado.

“El mecanismo que ha previsto la Constitución para la elección me parece acertado. Creo que aquí estamos hablando que es el presidente de la República es quien propone y es la Comisión Permanente que decide. Y en un escenario como el que vivimos, que esta elección solo se puede producir si hay un acuerdo, y eso tiene que ser en base”, anotó.

No se trata de dar primero los nombres

En ese sentido, Albán Peralta sostuvo que es fundamental hacer una revisión exhaustiva sobre la independencia y trayectoria ética del que sea nombrado, más allá de que se plantee primero los nombres de las figuras públicas que podrían ocupar dicho cargo.

Fue al ser consultado por la posibilidad de que la abogada Beatriz Boza o el economista Nelson Shack puedan asumir dicho cargo.

“Esos nombres [Beatriz Boza y Nelson Shack] son de los mejores que pudieran mencionar, pero no se trata de plantear primero los nombres, sino de plantear el perfil. Y ahí hay que revisar lo que la propia Constitución y la ley establece como por ejemplo la trayectoria ética o una sólida moralidad está contemplada en la norma”, señaló.

“Eso exige una suerte de revisión exhaustiva de quiénes son las personas que se propone para esta función. Las calificaciones académicas no son discutibles, pero lo que hace más importante a una función como esta cuál es la independencia que podemos esperar y su trayectoria ética. Eso es fundamental”, puntualizó.

Comments

comments