Gilberto Romero - Ideeleradio
Gilberto Romero - Ideeleradio

Una serie de falencias en la PCM

Ideeleradio.- Hay muchísima debilidad de los gobiernos locales y regionales en torno a la gestión del riesgo, sostuvo Gilberto Romero Zevallos, titular del Consejo Directivo de PREDES (Centro de Estudios y Prevención de Desastres), tras señalar también hay responsabilidad de la Presidencia del Consejo de Ministros en relación al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Sinagerd).

“El otro elemento que tienen que tomar en cuenta es sobre qué capacidades tienen los municipios y gobiernos regionales para gestionar el riesgo adecuadamente y evitar un desastre, y ahí sí tenemos que decir que hay muchísima debilidad. No existen esas capacidades”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

 La ley señala que quienes tienen que ejecutar son los gobiernos regionales y locales, y los entes nacionales tienen que asesorar, dar la normatividad técnica, supervisar y capacitar. Lamentablemente la PCM, que es el ente rector de Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Sinagerd), ha tenido una serie de falencias, y es que no ha ejercido el liderazgo en la conducción del Sinagerd”, puntualizó.

El Niño Costero no pudo ser detectado

En otro momento, explicó que la temporada de lluvias e inundaciones suele ocurrir entre diciembre y marzo, y en la selva se extiende hasta mayo, época en la cual la lluvia se produce con gran intensidad, los ríos crecen e inundan algunas partes del país.

Anotó que este fenómeno de El Niño Costero no pudo ser detectado por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) ni la comisión multisectorial que examina la evolución del clima y el mar peruano.

“Y, entonces, a desde enero se ha calentado progresivamente la temperatura del mar, y llega a seis grados por encima de lo normal frente a Piura. En estas condiciones es que se identifica y se caracteriza y define como un Fenómeno de El niño Costero”, refirió.

“[El niño Costero] es el que solo afecta la costa norte del Perú y un poco del Ecuador, y no es el tradicional fenómeno de El Niño, que se detecta varios meses antes y que proviene del otro lado del Océano Pacífico que va llegando progresivamente hasta la costa sudamericana”, explicó.

El Niño y el cambio climático

Finalmente, diferenció este fenómeno costero de El Niño, y dijo que este último sí es posible de ser detectado con anticipación, según lo que informan las boyas que hay en las diferentes partes del Océano Pacífico.

“No solo el mar se calienta e inmediatamente empiezan las lluvias en el caso nuestro, sino que hay una serie de elementos que, según indican, los servicios meteorológicos tienen que funcionar para que empiecen las lluvias e inundaciones, pero no están funcionando”, indicó.

“Es un sistema bastante complejo, son muchas variables para poder identificar el comportamiento del clima. […] El fenómeno de El Niño es una de las manifestaciones más importantes del cambio climático, que es un fenómeno global que se está produciendo a nivel del planeta”, concluyó.

Comments

comments