Omar Quesada - Ideeleradio
Omar Quesada - Ideeleradio

Jamás perdieron la fe

Ideeleradio.- La firma de paz entre el gobierno colombiano y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) es un hecho histórico y extraordinario para Colombia, sostuvo el secretario general institucional del Apra, Omar Quesada Martínez, tras resaltar que se haya dejado de lado la rabia para dar paso al proceso de paz.

“Es un hecho histórico, extraordinario que Colombia, que ha tenido guerrilla por 52 años, y que ha sufrido más de 200 mil muertes como dicen oficialmente, jamás perdieron la fe de tener un proceso de paz y una mirada responsable, madura y, sobre todo, pensando en las futuras generaciones”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Un fenómeno social como el que se ha vivido en Colombia produce muchas muertes, produce mucho desencanto, tal vez mucha rabia de todos aquellos que perdieron sus familias. Yo estuve en Colombia el 2009, cuando el presidente García estuvo de visita ahí y todavía se veían temas de violencia”, manifestó.

Santos pasará a la historia

En otro momento, Quesada Martínez dijo que con la firma del proceso de paz el presidente colombiano Juan Manuel Santos pasará a la historia. Recordó que el conflicto armado en Colombia ha dejado muchas vidas truncadas en el país cafetero.

“En Perú también hemos vivido un tema así y creo que el presidente Juan Manuel Santos va a pasar a la historia, porque se han levantado por encima de la barbarie, no han buscado más allá de la venganza que es humano”, subrayó.

“¿Cuántas familias han perdido a sus seres queridos?, ¿Cuánto dinero se ha perdido?, ¿cuántas vidas truncadas?, ¿Cuánta movilidad social por el miedo y el terror? Mucha gente pedirá jamás perdón contra los guerrilleros y los terroristas? Seguramente mucha gente jamás perdonará a los terroristas”, precisó.

El proceso ha sido difícil

Finalmente, el secretario general institucional del Apra señaló que el proceso de paz en Colombia ha sido muy difícil y de alto costo para los colombianos.

“Este proceso ha sido muy difícil y el costo es muy alto, porque va a estar sentada en el Congreso gente que ha tenido el asesinato el secuestro, el homicidio, toda la criminalidad organizada con el narcotráfico y el terrorismo, pero hay intereses y valores democráticos que hay que defender”, acotó.

Comments

comments