María Emma Mannarelli - Manuel Merino de Lama (Foto: Congreso)
María Emma Mannarelli - Manuel Merino de Lama (Foto: Congreso)

 

Más chocante todavía

Ideeleradio.- Las expresiones del presidente del Congreso, Manuel Merino de Lima, son pueriles y cursis, y el uso de la referencia o la metáfora de hecho que rebaja la calidad de lo político, opinó la historiadora María Emma Mannarelli.

Fue al cuestionar las declaraciones de Merino de Lama, quien comparó el trabajo que viene realizando el Legislativo con el Ejecutivo con “un noviazgo”: “La novia le está haciendo caso al novio, entonces nos estamos entendiendo y quien gana es el Perú”.

“Creo que estas declaraciones, además de ser pueriles y cursis definitivamente, y más cuando la pronuncia una presunta autoridad pública. Entonces, es como más chocante todavía. Es de mal gusto también. No es muy estética la figura [que utiliza] y de hecho creo que rebaja la calidad de lo político”, señaló.

“Lo rebaja, y no porque las relaciones de noviazgo sean en sí mismas deleznables o criticables, sino que no están en su sitio. Entonces, cuando algo no está en su lugar, y en este caso es una referencia de lo privado, de lo íntimo y traerlo como metáfora o imagen al espacio político es como que rebaja”, apuntó.

¿Esto es política?

Indicó, en ese sentido, que a veces uno se pregunta si esto es realmente política. Cuestionó, además, que la lógica de lo domestico invada lo político.

“Y a la vez esto es parte de la naturaleza de lo político, que a veces, a uno le provoca decir, ¿esto es política? Si nos referimos o nos acordamos a algo muy básico, a los griegos del siglo V a. c., si nos vieran, se burlarían de nosotros en términos de ¿esto creen que es política?, en el sentido de cómo las nociones del parentesco, los conceptos del mundo privado invaden lo político, el espacio público que tampoco es tan público”, refirió.

“Es un síntoma de cómo somos, y cómo refuerza esa tendencia que quisiéramos revertir, que quisiéramos que ya no forme más parte de lo político, de cómo la lógica de lo domestico invade lo político. Y digo que es sintomático, porque hay muchas referencias a la familia, a las figuras paternas, que el mundo relacionado con las instituciones públicas admite demasiado, esta invasión de la sangre, del linaje, de la casa en la lógica de un espacio, en este caso el Congreso”, apuntó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments