Marco Avilés - Dina Boluarte (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)
Marco Avilés - Dina Boluarte (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)

 

Es simbólico

Ideeleradio.- Lo que vemos es una presidenta y un gobierno acorralado, que están sobreviviendo contra las cuerdas hace bastante tiempo, sostuvo el periodista y escritor Marco Avilés, al referirse a la situación de la mandataria Dina Boluarte y, entre otros casos, al tema de la procedencia de los relojes Rolex.

“Yo creo que tenemos a una presidenta y a un gobierno acorralado, pero creo que lo interesante es ver que van a sobrevivir y están sobreviviendo como contra las cuerdas bastante tiempo. Entonces, yo creo que, en un régimen más o menos normal, un presidente o una presidenta, en una situación así de escandalosa sin poder dar respuestas, sin saber explicar de dónde salieron estos relojes, más las muertes obviamente, ya habrían renunciado; en fin, se habría resuelto esto”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El Perú está como en una agonía permanente, con autoridades contra las cuerdas y un país como complejo, complicado, grande, totalmente a la deriva, con la minería ilegal, el transporte informal, todo un poco como adueñándose de la vida cotidiana”, advirtió.

En otro momento, consideró que “un reloj es el síntoma del retroceso de nuestro de nuestro país”. Indicó que el hecho de que el centro de atención sea un reloj es simbólico, pues, en una noción sobre el tiempo, el Perú está perdiendo décadas de desarrollo.

“O sea, por un lado, si es trágico que las muertes, los asesinatos de las personas en las protestas no hayan desembocado en la salida de Boluarte, pero, digamos, en esta situación donde eso es normal, me parece simbólico que el objeto de la atención sea un reloj de lujo —o varios podrían ser, pero un reloj— porque precisamente como que el Perú está perdiendo ya años —y probablemente va a perder décadas— de desarrollo por esta situación en la que nos encontramos ya hace bastantes años, por lo menos desde el 2016, según los analistas”, precisó.

Coyuntura política y panorama económico

Subrayó que, aunque es difícil, sería importante para el periodismo y los analistas mantener la capacidad de mirar la coyuntura política, que es “espantosa y desastrosa”, y a la vez el panorama económico y social que esta coyuntura proyecta.

“Solamente subrayar esto: tener una presidenta, un gobierno contra las cuerdas de manera larga y agónica tiene su correlato en la vida cotidiana con un país que está entregado básicamente a las economías ilegales e informales. O sea, eso es. No hay manera de separar. Hace unos 10 o 15 años se decía, bueno la política está en crisis, pero la economía marcha y, entonces, digamos que el Perú va avanzando. Yo creo que ahora no es posible hacer ese ejercicio”, refirió.

“O sea, la economía está reflejando exactamente la política. El desastre que el país político es el desastre de la economía cotidiana. Es se está leyendo desde desde el exterior, desde Estados Unidos y desde México de una manera como muy trágica también, porque la cantidad de personas de peruanos que están yéndose hacia el exterior ha aumentado de manera brutal”, añadió.

Oleadas migratorias

Estimó que el retroceso que se vive en nuestro país se está evidenciando, pues México y Estados Unidos están evaluando sus políticas respecto a la llegada de peruanos y posibles oleadas migratorias.

“O sea, estamos, según lo que he leído, como en los años noventa más o menos. O sea, la cantidad de peruanos que se va está al mismo nivel que a inicios de los años noventa. Y esto está generando que, por ejemplo, en México, se esté analizando volver a pedirle visas a las personas del Perú. El peruano no necesita visa para ir a México del 2012 más o menos, pero México está evaluando otra vez pedir visa”, señaló.

“Y en Estados Unidos se está también como analizando esto, porque Perú está casi entrando a niveles como de países como Venezuela y Haití, en el sentido de que estos son países que mandan oleadas migratorias muy fuertes hacia Estados Unidos y tienen una categoría especial. El Perú está aproximándose a eso. Entonces, esa es la realidad en la que vivimos donde un reloj es el síntoma del retroceso de nuestro de nuestro país”, apuntó.

Ministro de Economía

Avilés Hurtado mencionó que, hoy día, un ministro de Economía no es percibido como una persona técnica ni reconocida por su trayectoria profesional, sino como “alguien manipulable, maleable”.

“Dentro, digamos, del modelo económico en que nosotros nos movíamos la idea del ministro de Economía o ministra de Economía, como una persona sumamente técnica y casi intocable, eso más o menos trascendió varios gobiernos, [Alejandro] Toledo, Alan [García] , Ollanta [Humala], [Pedro Pablo] Kuczynski, pero ahora estamos creo que en otro momento. O sea, el ministro de Economía no es una persona como técnica ni reconocida por su trayectoria profesional, sino más bien es una persona como lo hemos visto ahorita”, expuso.

“[Ahora un ministro de Economía] es una persona como muy similar a los otros ministros, es alguien manipulable, maleable, que un día dice sí yo no voy a aprobar eso y al otro día hace lo contrario. Entonces, creo que esto te da una idea del momento en el que estamos, en donde ya la economía formal que servía un poco para que desde el exterior te validaran y para tener más o menos ordenada la casa, ese modelo ya no es más en el que nosotros vivimos”, argumentó.

Más en Ideeleradio

Ver video