Salomón Lerner Febres - Ideeleradio
Salomón Lerner Febres - Ideeleradio

 

¿Es tan difícil entender eso?

Ideeleradio.- “El memorial ‘El ojo que llora‘ no es un monumento para la división, es un monumento para la reconciliación”, afirmó Salomón Lerner Febres, expresidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

Fue al rechazar los cuestionamientos a la decisión del Ministerio de Cultura de declarar Patrimonio Cultural de la Nación al Memorial ‘El ojo que llora’, en el marco de la Política Nacional de Cultura.

“[‘El ojo que llora’] es un monumento no para la división, es un monumento para la reconciliación. Es un monumento que expresa no reivindicación, no es una respuesta vengativa por los daños ocurridos. Es un documento que expresa dolor. ¿Es tan difícil entender eso?”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Cabe recordar que el 21 de enero del 2022 se publicó la Resolución Viceministerial 000018-2022-VMPCIC/MC, que declara Patrimonio Cultural de la Nación al memorial “El Ojo que Llora” de propiedad de la Asociación Civil Caminos de la Memoria.

Ese ojo llora por el Perú

Lerner Febres dijo, además, que el memorial ‘El ojo que llora’ es “el Perú que sufrió”. Opinó, en ese sentido, que hay que ser muy tontos para criticar una expresión que está llena de bondad.

“Es el Perú que sufrió. Ese ojo llora por el Perú, llora por todo aquello que nos pasó, y hay que ser muy tonto —creo yo— para criticar [a ‘El ojo que llora’, que es] una expresión llena de amor, de belleza y de bondad, que nos está diciendo —y eso lo ha recogido el Gobierno a través de esta certificación— mira no olvides ese pasado que es tuyo, no olvides que hay peruanos como tú que no fueron tratados como peruanos, que no olvides que la violencia no conduce sino a polarizaciones y a un clima político que es, finalmente, insoportable. Yo creo que habría que tomarlo así”, manifestó.

Indicó que el memorial es una representación artística y moral, que implica llorar por la gente que murió, en relación a las miles de víctimas (civiles, policías, militares, varones, mujeres, adultos y niños y niñas) registradas entre 1980 y el 2000.

“Todos los peruanos, todos —estos que están escribiendo tuits también— deben comprender que ‘El ojo que llora’ es la representación artística y moral de un acontecimiento que debemos asumir cada uno en su fuero interno, en su mente y en su alma. Llorar por la gente que murió, llorar por aquello terrible que pasó en el Perú. Pensar que: qué horrible es que haya todavía veinte y tantas mil personas cuyo destino se desconoce y que haya habido tantas madres, tantos niños desaparecidos”, señaló.

“Hay que trascender incluso la cuestión ya ideológica para pensar en el Perú y los peruanos, y darnos cuenta que allí se vivió un drama terrible y que tenemos que ahondar en él, obviamente tendremos que hacer la distinción entre aquellos que fueron realmente víctimas y aquellos que fueron victimarios”, expresó.

Más en Ideeleradio

Ver video