Julio Arbizu - Ideeleradio
Julio Arbizu - Ideeleradio

 

Investigación fiscal

Ideeleradio.- En el caso de Jenifer Paredes “por lo menos, de inicio, hay una presunción de la comisión del delito de tráfico de influencias”, opinó el exprocurador Julio Arbizu, al referirse a la decisión del Sexto Despacho de la Primera Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima de iniciar las investigaciones contra la hermana de la primera dama.

“[En el caso de la cuñada del presidente] me parece que claramente, por lo menos de inicio hay una presunción de la comisión del delito de tráfico de influencias. Es decir, hay la invocación respecto de una persona que no tiene la condición de funcionario público, la señora Jenifer Paredes, de poder influir en alguien más que va a tomar una decisión como, por ejemplo, la contratación de un postor en el Estado”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Esa mera invocación, ya ni siquiera importa respecto de esa invocación, si tiene o no sustento, es decir, si puede ejercer efectivamente la influencia o no. También se penaliza, también es punible la venta de humo, cuando alguien sostiene tener una influencia y no la tiene. No importa. El solo hecho de ir a ofrecer el ejercicio de esa influencia ya puede calificar como delito de tráfico de influencias. Por supuesto, alrededor de esta conducta puede haber una cantidad de conductas en simultáneo que pueden atribuirse a título de complicidad”, agregó.

Línea de investigación

Arbizu González sostuvo, además, la idea de la actividad del Ministerio Público es la de ir en el camino acumulando una cantidad de elementos de convicción sobre un caso. Explicó, además, cuál podría ser la línea de investigación de la Fiscalía.

“En ese sentido todos esos que has nombrado van en función de aclarar la responsabilidad que le cabe no solamente a la señora este Paredes, sino a quienes pudieran estar detrás de ella, de ese ejercicio de la influencia y de ya no solamente del ejercicio de la influencia sino de la comisión de algún delito más grave, por ejemplo, atribuido ya en ese caso a funcionarios públicos que cometen delitos en calidad de funcionarios públicos”, agregó.

“Más allá del del tráfico de influencias que podría haber cometido la señora Paredes puede haber existido un delito de tipo colusorio, es decir, una conducta de funcionarios públicos con privados coludiéndose ilegalmente para favorecer a un privado y defraudar al Estado. Esto, por supuesto, podría ser la línea de investigación del Ministerio Público, entiendo por los elementos que va copiando hasta este momento que esa es una primera hipótesis”, refirió.

Más en Ideeleradio

 

Ver video