Ollanta Humala - Nadine Heredia - Foto: Congreso
Ollanta Humala - Nadine Heredia - Foto: Congreso

Hay una pobreza en el alegato del fiscal

Ideeleradio.- El fiscal Germán Juárez Atoche no ha sido muy riguroso y contundente en demostrar la existencia de peligro procesal al solicitar los 18 meses de prisión preventiva contra el expresidente de la República, Ollanta Humala, y su esposa Nadine Heredia, sostuvo el ex procurador anticorrupción Julio Arbizu.

Fue al referirse a la decisión que tomó el juez Richard Concepción Carhuancho de ordenar 18 meses de prisión preventiva por el presunto delito de lavado de activos en agravio del Estado en contra del exmandatario Ollanta Humala Tasso y su esposa Nadine Heredia, disponiendo su captura inmediata.

“El fiscal se ha concentrado con mucha contundencia y rigor en aportar nuevas evidencias de responsabilidad penal, pero creo que no ha sido igual de riguroso e igual de contundente en demostrar si hay peligro procesal”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Lamentablemente, para dictar una prisión preventiva tienen que haber estos tres elementos concurrentes. No es que tiene que haber uno solo o que tiene que incidirse en el pronóstico de pena o en elementos de convicción. Lo que yo he visto es que en el alegato del fiscal, luego de la decisión del juez, es una pobreza en cuanto al peligro procesal”, manifestó.

En ese sentido, el exabogado del Estado estimó que no fueron muy sólidos los argumentos del fiscal Germán Juárez Atoche para solicitar la prisión preventiva contra la ex pareja presidencial.

“Se ha dedicado el fiscal a enumerar uno de los elementos que ya había sostenido en una anterior solicitud de prisión preventiva que fue rechaza por el mismo juez, y negar algunos elementos que no pueden contribuir a representar delito procesal. Me estoy refiriendo básicamente al viaje de las hijas y una serie de argumentos en verdad poco sólidos que no aportan para otorgar la prisión preventiva”, precisó.

No han sido sentenciados

En otro momento, explicó que la decisión del juez Richard Concepción Carhuancho no significa que se ha dictado una sentencia contra el exmandatario y su esposa. Dijo que se tiene que analizar si la decisión optada por el juez se ajusta a derecho.

“Los señores Humala y Nadine Heredia no han sido todavía procesados y llevados a juicio oral, por tanto, lo que ha hecho ayer el juez Richard Concepción Carhuancho no es dar una sentencia como equivocadamente algunos han mencionado. Lo de ayer es básicamente una medida preliminar que se ha tomado a raíz de la solicitud del fiscal de variar la condición procesal de la expareja presidencial”, precisó.

“Si analizamos si la decisión del juez se ajusta a derecho, para eso tendríamos que recurrir a los elementos que justifican una prisión preventiva y esos elementos son básicamente tres. Primero, debe haber nuevos elementos o elementos suficientes de la convicción de la comisión de un delito. Segundo, la pena debe ser superior a cuatro años. Y tercero, el peligro procesal en abstracto, como el peligro de fuga o de perturbación de la actividad probatoria”, acotó.

Ver programa No Hay Derecho