Juan de la Puente - Ideeleradio
Juan de la Puente - Ideeleradio

 

Acuerdos en lo económico, discrepancia política

Ideeleradio.- La relación entre Pedro Pablo Kuczynski (PPK) y Fuerza Popular es la de un “consenso a palos”, una “convivencia forzada”, una especie de gobernabilidad pactada tácitamente que no tiene vasos comunicantes, sostuvo el analista político Juan de la Puente, tras descartar que exista un cogobierno entre ambas fuerzas política.

“No coincido [con la opinión de Keiko esté buscando un cogobierno]. Creo que lo que existe es una especie de consenso a palos, es decir, una convivencia forzada que tiene dos elementos: la convivencia que implica dar de cada uno, pero forzada que implica una fricción”, refirió.

“Creo que el fujimorismo está construyendo su modelo de oposición, que tiene similitudes con lo que hizo con Humala, es decir, grandes acuerdos en materia económica, y diferencias en asuntos políticos o forzadas diferencias en asuntos políticos, pero no nos olvidemos que el gran objetivo del fujimorismo es ganar las elecciones el 2021”, anotó.

No hay cogobierno

De la Puente Mejía subrayó, en otro momento, que no cree que haya un cogobierno entre el fujimorismo y el Gobierno. Mencionó que identificando las lógicas que hay en el poder, se podría decir que hay una especie de gobernabilidad pactada tácitamente “arriba en las grandes líneas”.

“De manera que no creo que hay ahí una especie de giro en el fujimorismo que diga que a partir de ahora vamos a cogobernar. Podría ser que haya un intento de participar en el copamiento del Estado, pero las decisiones adoptadas por el fujimorismo en estas últimas semanas, indican que, no a su gusto, se encuentran en una convivencia forzada”, argumentó.

“[Es algo como] te doy la confianza, pero sigo siendo oposición; te doy la delegación de facultades, pero te pongo candados, te maltrato algunos ministros  que vayan al Congreso, etc., pero acá lo que aparece también como una consecuencia de esto es que no hay vasos comunicantes entre esa especie de gobernabilidad pactada tácitamente y la sociedad”, refirió.

La desconfianza y la erosión

Argumentó, finalmente, que la desconfianza en el sistema podría erosionar la aprobación del jefe de Estado y la oposición. Opinó que hay debilidad o fragilidad tanto en Peruanos por el Kambio y Fuerza Popular, así como en la izquierda.

“[Una convivencia forzada en] la que la opinión pública le ha dicho en las encuestas, denle la delegación de facultades, denle la confianza, y si bien es cierto que ahora es menos intensa la presión ciudadana por una cooperación política, es evidente que si el fujimorismo desarrolla una táctica de bloqueo desde el Congreso al Gobierno, eso sería penalizado por la opinión pública”, aseveró.

“Eso hace que al convertirse en desconfianza termine erosionando a los dos. Probablemente erosione más a PPK. Lo que quiero decir  es que hoy en la agenda política la discusión no está en cómo me entiendo mejor con el Congreso, con el Ejecutivo, sino cómo miro lo conflictos sociales, la descentralización estancada, y otros problemas que en la sociedad reclaman urgente atención”, agregó.

Comments

comments