Jorge Luis Salas Arenas - Ideeleradio
Jorge Luis Salas Arenas - Ideeleradio

 

Un punto de partida falso

Ideeleradio.- Este es el sexto o séptimo caso en el que se urde una narrativa fantástica sobre la posibilidad de un fraude, sostuvo Jorge Luis Salas Arenas, presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), al desestimar la versión de Jaime Villanueva, exasesor de la Fiscalía de la Nación, sobre una supuesta estrategia para evitar que Keiko Fujimori ganara las elecciones generales del 2021.

“La verdad es que no he llevado la cuenta exacta, pero este debe ser el sexto —si no es séptimo— caso en el que se urde una narrativa fantástica sobre la posibilidad de un fraude que involucra, desde luego, al presidente del Jurado Nacional de Elecciones con distintos otros personajes”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Entonces, han pasado de la burda imputación de falsificación de firmas indemostrable —además incorrecto, [y que] no es cierto— a [hablar de] la maquinación de un plan, de una estrategia con la finalidad de impedir un triunfo electoral, y eso no ha existido nunca jamás. Ese es un punto de partida falso”, apuntó.

El presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) subrayó, en ese sentido, que además de ser totalmente falso, es imposible efectuar un fraude con el sistema electoral peruano, porque, además de otros factores, hay observadores internacionales.

“Hoy día es imposible, porque el fraude electoral es una maquinación que tiene que ver con un aparato que funciona compasadamente con esa finalidad, que altera o modifica de modo acompasado, y tendría que haber ingresado a esa trafa o fraude, los jurados electorales especiales, la Fiscalía, la Policía, los observadores internacionales para poder garantizar un resultado de esa naturaleza”, sostuvo.

Somos apolíticos

En otro momento, se refirió al proyecto de ley de reforma constitucional que busca cambiar el mecanismo de elección del presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

“Los jueces y los fiscales, sobre todo, por formación, sobre todo cuando venimos con historia en el trabajo, con historial de labor, somos apolíticos, no tenemos vinculación política. A diferencia de lo que ocurre en otros países en los que no hay problema. Para nosotros [el Perú] sí es un requisito no ser político y no lo somos”, indicó.

“En cambio, integrantes de otros sectores podrían ser políticos, no actuantes, pero sí haber tenido cercanías y qué sé yo. Entonces, supongo que la finalidad de rotar la presidencia del Jurado tiene ese espíritu, la posibilidad de llegar a los integrantes del Jurado, cosa que no han hecho por lo menos en este periodo, que no han podido hacer y mucho menos controlar”, refirió.

Más en Ideeleradio

Ver video