Extinción de dominio

Ideeleradio.- El contenido del mensaje de chat entre Roxanne Cheesman y Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht, es una presión y una “amenaza solapada” que, en un contexto amplio, se podría entender que se habría hecho con un afán de preservar o que no indague sobre los bienes del expresidente Alan García, consideró el exprocurador adjunto Iván Meini. 

Fue al comentar la conversación de WhatsApp que sostuvo Roxanne Cheesman, expareja del fallecido expresidente Alan García, con el exrepresentante de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, el día en que el líder aprista se suicidó cuando iba a ser detenido, el 17 de abril del 2019 donde le pide que reivindique la memoria del expresidente.

“Si bien la señora no está siendo investigada penalmente, aparentemente y eso es lo que indican los indicios, tendría en su poder ella y otras personas bienes que Alan García habría obtenido de fuente ilícita. Y la ley indica que aun cuando no se incurre en responsabilidad penal ahí opera la extinción de dominio”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Es decir, una persona que tiene un bien de fuente ilícita, aun cuando esa persona no haya cometido un delito, ese bien tiene que ser detraído de su esfera patrimonial. De nuevo, en un contexto amplio se podría entender que esa comunicación es un afán o un deseo de preservar o que no indague sobre los bienes que ella podría tener”, manifestó.

Una amenaza solapada

El exabogado del Estado sostuvo que el mensaje que envía Cheesman a Barata se puede entender como “una amenaza solapada” y consideró que la conversación debe ser analizada en su real contexto. Consideró que los familiares del exmandatario tienen todo el derecho de preservar la memoria de Alan García, pero advirtió que “otra cosa es el aspecto jurídico de los hechos”.

“[En el chat, ella] lo presiona, solapadamente lo amenaza. Es una amenaza solapada. [¿Se ha metido en un problema?] Yo creo que sí. Hay un dato previo: esas comunicaciones que se han conocido revelan un acceso o una comunicación entre Cheesman y Barata, una comunicación que en otras condiciones no debería poder tener”, declaró.

“El ánimo de mandar un chat, minutos después del suicidio de la pareja [Alan García] a una persona que está siendo investigada [Jorge Barata], que es el primer delator y decirle que la memoria histórica era lo que más le interesaba a Alan García, en ese contexto no creo que sea simplemente la petición amigable o amistosa de preservar la memoria de una persona. […] En los hechos eso tiene que contextualizarse”, apuntó.

Las amenazas no se hacen con una pistola

El exprocurador recordó, en se sentido, lo ocurrido con Erasmo Reyna, abogado del expresidente, quien también se acercó al empresario brasilero para hablarle sobre la relación que tuvo con el exmandatario.

“Efectivamente [el abogado también buscó presionar]. En este contexto las amenazas no se hacen con una pistola, se hacen de una manera un poco más diplomática, por llamarlo de alguna manera. […] Habría que centrarnos en los hechos, y esas comunicaciones yo creo que son una presión, que contextualizada podrían revelar algún afán de que no se indague [por el tema la extinción de dominio]”, indicó.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments