Información a la mano

Ideeleradio.- El Poder Ejecutivo debería tener la suficiente capacidad de indagar respecto a los antecedentes de las personas que van a ocupar el cargo de ministros, afirmó el ex procurador adjunto Iván Meini, tras sostener que la actuación del Gobierno deja mucho que desear.

Fue al comentar tanto la situación del titular de Transportes y Comunicaciones, Carlos Lozada, quien es investigado por el presunto delito de colusión simple en agravio del Estado, y de la ministra de la Producción, Rocío Barrios, a quien la Fiscalía le atribuye el supuesto delito de peculado doloso y solicita nueve años de cárcel.

“Un mínimo de diligencia debería indicar que a quien se invita a un ministerio debería primero declarar conflicto de intereses, eventuales denuncias o procesos penales o de violencia familiar que tenga. Si no los declara, el Ejecutivo debería tener la suficiente capacidad de indagar”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[…] No creo que sea, además, información que no esté a la mano de quien toma la decisión de encargarle a esas personas un ministerio, es decir, o del premier o del presidente de la República”, apuntó.

No es saludable

El exprocurador dijo, en ese sentido, que la información que se viene conociendo respecto a los ministros de Estado no es un error, sino que revelaría, dentro de las posibilidades de interpretación, una actitud de indiferencia con la que se actúa respecto a estos nombramientos.

“Estos casos —desde mi punto de vista— no son un error. Es simplemente o conocimiento y no importa los antecedentes de la persona o revela una indiferencia deliberada, que ya colinda con algo que podría ser hasta doloso, en el sentido de que no importa que se sabe que tienen estos antecedentes y aun así se les encarga un cargo político tan importante como un ministerio”, explicó.

“[…] Al final, aun cuando todavía no estén condenados o probablemente no lo estén, el encargar un ministerio a una persona que afronta un proceso penal no es una decisión saludable”, afirmó.

Dejan mucho que desear

Meini Méndez refirió que el Ejecutivo debería tener los mecanismos suficientes para investigar el perfil y antecedente de las profesionales que son invitados a formar parte del Poder Ejecutivo. Subrayó que hay una actuación que deja mucho que desear.

“Sigo pensando que la capacidad del Estado para saber los antecedentes de las personas a quienes invita a formar parte del Ejecutivo es algo que deja mucho que desear, pero aun así las personas que reciben la invitación deberían tener suficiente lealtad, honestidad y transparencia para comunicar las investigaciones que tengan”, refirió.

[…] Si eso no se da, el Ejecutivo debería tener mecanismos para indagar, es decir,  hay un registro de denuncias si uno va a la mesa de partes del Ministerio Público, y puede saber quiénes están denunciados y quiénes no. Tampoco es imposible y no cuesta”, apuntó.

Caso Susana Vilca

En otro momento, se refirió a la información difundida respecto a la ministra de Energía y Minas, Susana Vilca, quien fue cuestionada en el 2012 por ser propietaria de concesiones mineras no declaradas a la Contraloría, así como una informal.

“Lo de Susana Vilca [ministra de Energía y Minas], la información de ella es de público conocimiento. De nuevo, invitar a una persona a una cartera ministerial cuando está siendo cuestionada, precisamente por estar vinculada a actividades ilegales, no es una decisión sensata. Hay personas muy calificadas que podrían hacerlo seguramente igual de bien o mejor y que no están cuestionadas o vinculadas a actividades ilícitas”, refirió.

Congreso puede actuar

Meini Méndez remarcó, finalmente, que no estaría mal que el nuevo Congreso de la República actúe y pida la remoción de los ministros cuestionados.

“[¿Cree que ahora el Congreso decidirá sacar a los ministros?] No estaría mal que lo haga, porque se trata de personas que tienen antecedentes o investigaciones penales y que están ocupando cargos políticos relevantes, sensibles donde manejan presupuestos públicos o toman decisiones que justamente sus antecedentes hacen dudar razonablemente de la honestidad en la que puedan trabajar”, señaló.

“El ruido político a ningún Gobierno le interesa. Si yo fuera la persona cuestionada renunciaría, porque más mal le hago al Gobierno permaneciendo que renunciando, pero a ese nivel deberán conversarlo con el presidente”, puntualizó.

Cabe indicar, que la ministra de la Producción, Rocío Barrios, anunció que ha puesto su cargo a disposición del presidente Martín Vizcarra, luego de que el Ministerio Público presentara una denuncia y solicitara nueve años de prisión efectiva en su contra por el presunto delito de peculado doloso.

Más en Ideeleradio

Ver video

Comments

comments