Juan José Quispe - Dina Boluarte - (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)
Juan José Quispe - Dina Boluarte - (Fotos: Ideeleradio - Presidencia)

Avanza a paso de tortuga

Ideeleradio. – Las investigaciones en contra de la presidenta de la República, Dina Boluarte y su primer ministro, Alberto Otárola en la Fiscalía de la Nación por las muertes durante las protestas sociales ha sido bastante lenta, sostuvo el abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Juan José Quispe, tras considerar que le extraña que por la cantidad de investigados el caso no haya sido declarado como complejo.

“[Sobre la ampliación de la investigación contra Dina Boluarte y otros ministros por las manifestaciones] pareciera, a simple vista, podríamos pensar que la Fiscalía tiene la intención de llegar al objeto de la investigación fiscal; es decir, la búsqueda de la verdad de lo que pasó en los sucesos de diciembre del año pasado y enero de este año”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Pero lo cierto es que hemos tenido una investigación fiscal bastante lenta a paso de tortuga, en donde la Fiscalía no ha cumplido con el rol principal de buscar las pruebas que necesita para su teoría del caso, por ejemplo, no ha declarado complejo el caso, tiene más 400 personas entre siete investigados, testigos y agraviados y, no lo ha declarado complejo”, subrayó.

Como se recuerda, por segunda vez. A dos días de cumplirse el plazo en el que la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, comunicaría si presentaría una denuncia constitucional contra la presidenta Dina Boluarte, el premier Alberto Otárola y otros ministros para seguir con las diligencias e iniciarles un proceso judicial o archivar la indagación, resolvió ampliar la investigación preliminar por hasta ocho meses.

Es un caso complejo

En otro momento, el abogado del IDL señaló que de acuerdo a la normativa procesal se debería declarar el caso como complejo por la gran cantidad de investigados, testigos y agraviados. Cuestionó que en vez de ser declarado complejo se haya ampliado la investigación por ocho meses más.

“Un caso es considerado como complejo según la norma procesal cuando: por la gran cantidad de inculpados o investigados, por la gran cantidad de testigos o peritos y/o por la gran cantidad de agraviados, lo cual lo tiene este caso. Otra condición para ser declarado complejo un caso es que sea difícil recoger las pruebas y definitivamente recordemos que en este caso las personas son de diferentes regiones y la Fiscalía de la Nación ha estado llamando a Lima a declarar a los investigados y testigos”, detalló.

“Entonces, eso hace complejo un caso y, por tanto, tiene todas las características procesales para haber sido declarado hace mucho tiempo como complejo. Sin embargo, ha tenido una ampliación por 45 días y esta es la segunda ampliación donde el caso no se ha declarado complejo”, manifestó.

No aplica el delito de genocidio

Finalmente, cuestionó que la Fiscalía de la Nación siga manteniendo el delito de genocidio para los que resulten responsables cuando según la defensa de las víctimas no aplicaría.

“En el caso del Equipo Especial de Fiscales formado para estos crímenes ocurridos durante las protestas, se han considerado los casos complejos y en contexto de graves violaciones a los derechos humanos, pero hay un dato importante, no sé ¿por qué la Fiscalía de la Nación no mantiene el delito de genocidio cuando consideramos que no se cumple estos elementos? No vaya a ser que no hay genocidio ni homicidio calificado archiva el caso”, concluyó.

Más en Ideeleradio

Ver video