Humberto Campodónico - Ideeleradio
Humberto Campodónico - Ideeleradio

 


Es una figura nueva

Ideeleradio.– La propuesta del Poder Ejecutivo para que las personas jurídicas inmersas en actos de corrupción también puedan acogerse a la colaboración eficaz es una figura bastante nueva que buscaría que las empresas peruanas sigan trabajando y no se interrumpa la cadena de pagos, sostuvo el economista Humberto Campodónico.

Fue al referirse al proyecto de ley del Ejecutivo enviado al Congreso de la República que buscaría reemplazar el decreto de urgencia 003, el cual entre otras novedades propone la creación de un sistema de colaboración eficaz para las empresas involucradas en actos de corrupción.

“Esta es una figura bastante nueva. Lo que plantea el nuevo proyecto de ley es que si se vendiera una empresa, el 50% del producto de la venta se quede en el país como parte del fideicomiso mientras se determina la reparación civil y el otro 50% se puede ir”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Otra propuesta es que la reparación civil pueda pagarse a plazos, porque, por ejemplo, en Estados Unidos es en 12 años, en Brasil es un plazo un poco mayor, eso también ayuda, porque en el caso de las empresas peruanas lo que tú quieres es que sigan trabajando, no estrangularlas”, subrayó.

En ese sentido, el economista indicó que más viable que una empresa pueda pagar su reparación civil en plazos.

“Está claro que si le pones una reparación civil de 150 millones de dólares para que la paguen al cash de inmediato, es bien difícil desde el punto de vista financiero, otra cosa es si le das 10 años para que la paguen”, acotó.

Como se sabe, la propuesta del Ejecutivo se titula “Ley que asegura el pago inmediato de la reparación civil a favor del Estado en casos de corrupción incentivando la colaboración eficaz y la reactivación de la economía”.

El agua de la bañera

Indicó, del mismo modo, es importante tratar de definir cómo se extirpa la corrupción, en un contexto en donde se requiere enfrentar ese problema, pero a la vez existe la disyuntiva en torno a si se deben o no disolver las empresas que están inmersas en el caso Odebrecht.

“Yo pienso que la discusión de Odebrecht es más difícil, pero yo sí me iría por [que se queden] las empresas peruanas, Graña y Montero, JJCamet y las otras, que son firmas que tienen responsabilidad en la corrupción, pero hay 3000 ingenieros, hay 20000 y 30000 trabajadores calificados”, anotó.

“¿Toda esa capacidad técnica la vamos a disolver para que venga un coreano, un francés, un japonés, un inglés y se compre esa empresa, sea una empresa extranjera? No me parece. Creo que una de las cosas más importantes es cómo podemos hacer para no votar al niño con el agua sucia de la bañera”, refirió.

Señaló, además, que la “pregunta del millón” es la de si Odebrecht debe irse o quedarse en el Perú, tras los casos de corrupción que se investigan en el Perú. Anotó que ese asunto es abordado en el proyecto que reemplazaría al Decreto de Urgencia 003.

“Odebrecht ha logrado y quieren lograr acuerdos de homologación sobre la base de la colaboración para que la empresa se quede en los países. Lo han logrado en Panamá y República Dominicana. En México y Colombia están tratando de ver, y en Perú no lo habían logrado”, declaró.

“En Perú no había la colaboración eficaz en el decreto 003, y más bien había [una posición de] que se vayan. Este proyecto nuevo sí plantea la colaboración eficaz y con ello la persona o la empresa se puede quedar e incluso postular a nuevos proyectos. Creo que ese es el tema más nuevo y más picante”, manifestó.

Más de Ideeleradio