Hugo Cabieses-Ideeleradio

Ideeleradio.- Existe una punga y un pleito entre las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional por el presupuesto público asignado y también con instancias civiles, refirió el economista  Hugo Cabieses, miembro del Centro de Investigación Drogas y Derechos Humanos (CIDDH).

“Existe una pugna creo yo entre las FF.AA. y la PNP para la repartija del presupuesto público asignado y también con las instancias civiles, que lo que quieren es impulsar el desarrollo alternativo o la prevención en el consumo de drogas o la cantidad de consultorías y estudios  ue se han realizado sobre el Valle de Río Apurímac y Ene. Esa es la realidad, que hay un pleito y una repartija del presupuesto público”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio. 

Repartija de territorios

El economista indicó, además, que la mayor repartija se da por los territorios de la zona del Vraem, donde actúan bandas de narcotraficantes peruanos y extranjeros

“La mayor repartija es la de los territorios donde están las bandas de narcotraficantes que no son solo peruanos, sino extranjeros. Se habla de colombianos, mexicanos, venezolanos y sobre todo de brasileros, porque buena parte de la droga producida en el Valle del Río Apurímac se va en avionetas hacia Bolivia cuyo destino final es Brasil, que se ha convertido en el segundo consumidor de cocaína del planeta. El primero de EEUU, y además sirve de puente para África hacia Nigeria y de ahí a Europa”, anotó.

“Esto funciona sin que haya repercusión y represión y las avionetas salen diariamente de diferentes aeropuertos de los valles de Apurímac dirigiéndose hacia otros países y zonas para el tráfico ilícito de drogas”, argumentó.

El papel de las FF.AA.

De otro lado, cuestionó el papel de las las Fuerzas Armadas en la zona, que no pudieron alertar de la masacre en el Vraem, a pesar de que existe un cuartel del Ejército cerca a la zona donde ocurrió el lamentable atentado.

“No es posible que a través de sus servicios de inteligencia no se hayan dado cuenta que desde algunos días antes se estaba preparando esto que resultó siendo una masacre. A lo mejor no buscaban los autores matar a 16 personas, pudiera ser, pero resulta que a 35 o 40 minutos del Ene existe  cuartel. No estoy hablando del cuartel de Pichari que está bastante lejos, sino de uno que está muy cercano a la zona”, expresó.

“Qué han hecho esos soldados del Ejército, qué ha hecho el encargado de inteligencia, porque se supone que en cualquiera de esos cuarteles repartidos por varios sitios del  Valle del Río Apurimac tiene su personal que hace inteligencia operativa y no han actuado contra ellos. Esto me parece que realmente es el colmo y exige una investigación mayor y sanción”, puntualizó.

Inflado de cifras

De otro lado, consideró que hay un inflado de cifras respecto a las hectáreas sembradas de coca.

“En Vizcatán del Ene,  que es el distrito cuya capital es el distrito de San Miguel del Ene. En el año 2018 había 230 hectáreas sembradas, en el 2019 subieron a 2mil 596 hectáreas sembradas, pero esto no es posible desde el punto de vista biológico y agronómico que haya un incremento de un año a otro de 11 veces. Eso no es posible. Esto no se condice con toda la cantidad de gente que hay en la zona, que es un poblado que con las justas llegan a 200 habitantes. Se están inflando las cifras, en este caso específico, y en otro caso hay una subvaloración de las áreas sembradas”, consideró.

“Lo que tenemos una danza de las cifras, donde las cifras no son técnicas sino políticos, donde necesito poner más o menos de acuerdo a la política del Estado o de la cooperación internacional para hacer buena letra con los EEEUU, por este sistema de certificación de lucha contra las drogas que ellos aplican y el Perú está felicitado”, mencionó.

Más en Ideeleradio


Ver video

Comments

comments