César Hildebrandt - Ideeleradio
César Hildebrandt - Ideeleradio

Un fujimorismo ortodoxo

Ideeleradio.- Kenji Fujimori podría crear su propio partido, liderar un movimiento ortodoxo para las elecciones del 2021 y enfrentar al fujimorismo maquillado de Keiko Fujimori, dijo César Hildebrandt, director de Hildebrandt en sus trece.

“Kenji evidentemente está –me parece– descartado [para el 2021 desde Fuerza Popular]. Descartado en el sentido de poder convocar al fujimorismo. Yo lo que veo más bien es que Kenji podría crear su propio partido, una especie de sisma”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Kenji podría hacer una] escisión alternativa, que reconciliado con los “ideales” de su padre, proponga el fujimorismo ortodoxo frente al fujimorismo maquillado de su hermana, si es que Keiko se mantiene en la tesis de que hay que disimilar [en la campaña]”, indicó.

Segunda parte de la entrevista a César Hildebrandt

Las ventajas de Kenji

Opinó que Kenji Fujimori tendría dos aspectos que resultan ventajosos para él si aspira a la Presidencia el 2021: el hecho de que Keiko Fujimori perdió dos elecciones y que él esté en contacto con los 73 parlamentarios de su bancada, pues es un congresista reelecto.

“Esa [situación de que Kenji esté en el Congreso y Keiko no] puede ser una ventaja, pero la otra ventaja son las dos derrotas de Keiko. Eso es algo que pesa y que puede desgastar la autoridad de Keiko Fujimori a lo largo de estos años que vienen”, declaró.

“Primero, el hecho de que efectivamente Kenji está dentro [del Congreso] y Keiko está fuera. En segundo lugar, si analizas la heterogeneidad que hay dentro de la bancada te encuentras que hay por lo menos 25 empresarios, que al final no se cuán prácticos sean a la hora de tomar una decisión”, señaló.

¿Un fujimorismo popular e izquierdoso?

Por otra parte, estimó que la bancada fujimorista será obstruccionista, pero además optará por presentarse como “un fujimorismo popular e izquierdoso” si es que el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) opta por la derecha o la ultraderecha. “Vamos a tener esa paradoja casi diabólica”.

“Si Kuczynski hace un gobierno de ultraderecha, el fujimorismo va a aparecer como una fuerza que interpreta la frustración social, y vamos a tener la paradoja casi diabólica de un fujimorismo popular e izquierdoso, luchando por intereses sociales en tal parte, con una agenda social, y Kuczynski arrinconado en la Confiep. Esto es lo que Keiko quiso plantear en la campaña”, indicó.

“Por eso es un deber moral [estar en el centro derecha], pero también es un asunto de astucia y de sobrevivencia política pasar de la derecha al centro derecha”, remarcó.

Primera parte de la entrevista a César Hildebrandt

Comments

comments